Martes, 20 Noviembre, 2018


Se declara culpable de matar a su esposa embarazada ya sus hijas

Se declara culpable de matar a esposa e hijas por no enfrentar su destino Mato a su esposa, a sus hijas y aún así lo perdonaron: la historia que conmueve a todo EE.UU
Orlondo Matamoros | Noviembre 10, 2018, 12:03

Watts, un ex trabajador de petróleo y gas, fue acusado en agosto de matar a su esposa embarazada y sus hijas dentro de su casa en Frederick, una comunidad en los campos de petróleo y gas al norte de Denver. La vergüenza que sintió en el juicio por haber matado a su esposa y a sus dos hijas no le permitió ni siquiera mirar a los ojos a Sandra Onorati y Frank Rzucek, padres y abuelos de las víctimas. Las nenas tenían 3 y 4 años.

Por lo dicho, agentes del Colorado Bureau of Investigation iniciaron una labor de búsqueda que culminó con la aparición de los cuerpos de sus hijas en un tanque de combustible y el de su pareja enterrado en un agujero. "Espero que ella esté a salvo en algún lugar con las nenas", había dicho su esposo horas antes de admitir que él las había asesinado.

Fuentes cercanas al asesino confeso indicaron que Chris Watts cambió "drásticamente" de actitud en las últimas semanas.

El 21 de agosto volvió a confesar el crimen pero esa vez lo hizo frente a la Justicia. Supuestamente la había visto intentando matar a sus hijas por celas porque él le había pedido el divorcio. Pero pudo evitar la pena de muerte.

Christopher Watts se declaró culpable el martes durante una audiencia en el tribunal de Weld, respondiendo "culpable" nueve veces en respuesta a la lectura del juez Marcelo Kopcow de cada uno de los cargos en su contra por el triple asesinato de su familia. La piedad llegó de la mano -nada menos- que de los padres de Shannan. Ellos permitieron optar por no presionar para que el asesino fuera ejecutado.

"Me dijo que su yerno había decidido tomar esas vidas, pero que ella no quería estar en esas misma situación y decidir sobre la vida de él".

En total son nueve cargos en su contra. Los cuerpos de las niñas fueron encontrados sumergidos en un tanque de aceite, mientras que el de Shanann Watts fue hallado semienterrado en una tumba poco profunda.

Watts será juzgado el 19 de noviembre y gracias a los familiares de Shannan que firmaron la eliminación de la pena de muerte, el hombre tuvo acceso a un acuerdo de culpabilidad, el cual lo llevó a aceptar la culpabilidad de los ilícitos. Pero le dijo a la policía que la estranguló en "rabia" cuando descubrió que ella había estrangulado a sus dos hijas después de que él buscara una separación.

"Nadie ganó aquí. No hay razón para celebrar".

El fiscal Michael Rourke dijo en conferencia de prensa que la resolución cuenta con la aprobación de la familia de Shannan Watts, a quienes les explicó "los extraordinarios retrasos" a las que están sometidas las sentencias de muerte. "Sé que eso nunca se hará realidad porque, obviamente, la tragedia que se nos presenta hoy es la pérdida de cuatro vidas hermosas", continuó.