Martes, 20 Noviembre, 2018


Demócratas avisan a Trump que investigarán el despido de Jeff Sessions

El Fiscal General se suma a otros altos funcionarios que han abandonado el gobierno de Donald Trump El Fiscal General se suma a otros altos funcionarios que han abandonado el gobierno de Donald Trump
Orlondo Matamoros | Noviembre 10, 2018, 00:40

En la carta, Sessions afirma que, "como lo solicitó, presento mi renuncia", dejando en claro la postura de Trump ante los constantes enfrentamientos entre ambos.

La medida tiene implicancias posiblemente ominosas para la investigación del fiscal especial Robert Mueller, dado que el secretario interino Matthew Whitaker, hasta ahora jefe de despacho de Sessions, habló públicamente sobre las maneras como un titular de Justicia podría, en teoría, frustrar la investigación.

Los demócratas del Congreso de los Estados Unidos han pedido una investigación legislativa urgente para averiguar los motivos que hay detrás de la destitución del hasta ahora fiscal general del Gobierno de Donald Trump, Jeff Sessions.

"Querido señor presidente, a solicitud suya entrego mi renuncia", escribió Sessions en su carta de renuncia, citada por The New York Times.

Sessions se convirtió así en el primer cambio en el gabinete de Trump después de las elecciones del martes, que produjeron un resultado dividido, ya que los demócratas lograron levantarse con el control de la cámara baja, aunque Trump insistió en presentar los comicios como una victoria para su partido.

Sessions anunció oficialmente el 2 de marzo de 2017 que no supervisaría o participaría en la investigación sobre Rusia, causando el malestar de Trump.

La salida de Sessions se había rumorado desde hacía meses, sobre todo por las constantes críticas de Trump luego que él decidiera apartarse de la investigación sobre el presunto complot entre Rusia y la campaña de Trump para ganar las elecciones del 2016. "Un reemplazo permanente será designado próximamente", añadió el presidente estadounidense. Casi de inmediato, cuando comenzó la administración del presidente Trump, también inició la controversia con las decisiones y posturas tomadas.

Nunca en la historia moderna un presidente atacó en público a un miembro del gabinete tan frecuente y severamente como lo hizo Trump con Sessions, de 71 años.

Ahora, Whitaker se hará cargo de supervisar las pesquisas del fiscal especial, corroboró hoy a Efe un portavoz del Departamento de Justicia. Ante esas declaraciones, Sesssions se mantuvo por lo general callado, pero a finales de agosto replicó al presidente ante una nueva serie de críticas diciéndole que mientras estuviera en el cargo las acciones del Departamento de Justicia no serían "influenciadas incorrectamente por consideraciones políticas". Su última exhibición de furia fue el miércoles, cuando exigió la renuncia a su secretario de Justica, Jeff Sessions, cuya recusación de la investigación permitió la designación de Mueller.

Mueller investiga la supuesta interferencia de Rusia en las elecciones del 2016 y cualquier colusión de la campaña de Trump con Moscú.

Asimismo, Whitaker podría asfixiar el trabajo de Mueller reduciendo el presupuesto o imponiendo recortes de personal y podría mantener clasificado el informe final sobre la investigación.