Viernes, 16 Noviembre, 2018


Así es Manuel Murillo, el exatleta que quería atentar contra Pedro Sánchez

Sánchez en sus redes sociales Sánchez en sus redes sociales
Orlondo Matamoros | Noviembre 10, 2018, 10:11

Manuel vivía solo y es hijo del último alcalde franquista de Rubí (Barcelona), Manuel Murillo Iglesias, que ejerció el cargo de 1962 a 1977.

Los Mossos d'Esquadra han detenido a un vigilante de seguridad, experto tirador y con licencia de armas que presuntamente planeaba matar al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, según han informado a Europa Press fuentes de la policía catalana. Se le investiga por amenazar en un grupo de WhatsApp con atacar a Sánchez después del anuncio del Gobierno de que serán exhumados los restos de Franco del Valle de los Caídos, según ha avanzado el diario Público.

"Una dirigente local de Barcelona alertó a las autoridades policiales de este plan después de tener conocimiento a través de unos grupos de Whatsapp", explica el partido en el escrito notificado a los medios.

Conscientes de que era muy probable de que guardara un armamento considerable en su domicilio, los Mossos lo arrestaron en la calle.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a otras personalidades en el pasado desfile del 12 de octubre.

El titular del juzgado de instrucción número 3 de Terrassa (Barcelona) rechazó inhibirse en favor de la Audiencia Nacional o pedir un informe a la Fiscalía para que se pronunciase al respecto y abrió una investigación al francotirador, Manuel Murillo, de 63 años, por los delitos de conspiración para atentar contra la autoridad con uso de arma, amenazas graves, tenencia ilícita de armas, municipios y explosivos, así como incitación al odio.

Los Mossos no confirmaron la identidad del hombre, que permanece en prisión. Fue cuatro veces campeón de España de los 100 kilómetros en ruta y participó en seis campeonatos del mundo de atletismo.

El detenido, competidor de tiro y defensor del franquismo, no tenía antecedentes por actos violentos ni llegó a avanzar en sus planes de atentado.

El detenido por planear matar a Pedro Sánchez ha reconocido en el interrogatorio que "era una fantasía estúpida", provocada por la ingesta de alcohol.

El presidente del Club de Tiro Terrassa ha definido a Murillo, socio del club, como un "tirador mediocre, de cuarta categoría".

Fue al descubrir su gran pericia como francotirador cuando solicitaron la orden de entrada, registro y detención del sujeto.

A lo largo de su relato afirma en diversas ocasiones que son cosas que se dicen "entre amigos", que no tienen "ninguna importancia", que era "hablar por hablar" y que se trataba de "una fantasía estúpida provocada por la ingesta de alcohol".