Martes, 20 Noviembre, 2018


Al menos 12 muertos en un tiroteo en una fiesta en California

Al menos seis heridos en un tiroteo en un bar de California Gran dispositivo policial en California para detener el tiroteo en un bar
Orlondo Matamoros | Noviembre 10, 2018, 03:46

Al menos trece personas, incluido un policía, fallecieron ayer en un tiroteo en un bar de la localidad californiana de Thousand Oaks, donde se celebraba una fiesta juvenil, informaron las autoridades estadounidenses.

De acuerdo con las autoridades locales, el atacante sería David Ian Long, de 28 años de edad, un exmarino que llegó al Borderline Bar & Grill vestido de negro y con una capucha que cubría parcialmente su cara.

Con una larga experiencia como instructor de armas para el FBI y en el equipo especializado SWAT, ingresó sin tener una clara imagen de la situación, mientras decenas de jóvenes intentaban escapar por las ventanas.

Además había un número no determinado de heridos tras el ataque en el Borderline Bar and Grill, un local de ambientación Country y Western en el suburbio de Thousand Oaks, en California, donde se había reunido una multitud para bailar, beber y comer. Los muertos fueron 11 clientes, un sargento de policía y el atacante.

Helus fue abatido de forma inmediata con varios disparos, dijo Dean. Inmediatamente entró en el bar y se enfrentó al tirador, pero recibió un disparo y fue gravemente herido. Esta fue la balacera más letal en el país desde que 17 estudiantes y profesores murieron en una escuela secundaria de Parkland, Florida, en febrero y se produjo menos de dos semanas después de que un pistolero enmascarado asesinó a 11 personas en una sinagoga en Pittsburgh.

Geoff Dean informó que muchas otras personas sufrieron heridas menores, incluidas algunas causadas por el intento de escapar. "La de ahí dentro es una escena horrible. Hay sangre por todas partes", agregó. "El tirador está muerto, junto con el primer oficial en entrar en el bar".

"Fue realmente aterrador", dijo Whitler a la cadena KABC-TV en el estacionamiento del bar. Pero a los pocos segundos comenzaron de nuevo los disparos.

El alcalde de Thousand Oaks, Andy Fox, ha comentado el suceso y ha subrayado que la ciudad, que se encuentra a unos 24 kilómetros de Los Ángeles, "es considerada una de las más seguras en el país" debido a la baja tasa de criminalidad.

La tía y el tío de Alaina Housley, estudiante de la Universidad de Pepperdine, confirmaron que ella también murió en el tiroteo.

En Twitter el presidente de EE.UU., Donald Trump, felicitó la reacción de las fuerzas policiales.