Martes, 20 Noviembre, 2018


Una hebilla en forma de granada provocó un caos en España

Desalojaron dos estaciones de tren en Madrid y Barcelona por culpa de hebilla en una maleta La hebilla de un cinturón que causó alarma y pánico en una estación de Madrid
Orlondo Matamoros | Noviembre 08, 2018, 00:05

Según desvela SER Catalunya, los guardias de seguridad habrían detectado una granada de mano.

Los TEDAX han revisado las vías del AVE para comprobar que no se encontraba ningún objetos sospechoso y aunque en estos momentos continúan con los trabajos de comprobación, algunas vías ya han reanudado el tráfico.

Los Mossos han informado de que ya habían realizado las comprobaciones pertinentes y que la circulación se reestablece, si bien hay retrasos en el servicio.

Las dos principales estaciones ferroviarias del país desalojadas, miles de pasajeros afectados, decenas de trenes de larga y media distancia y Cercanías retrasados y centenares de agentes de los Mossos d'Esquadra y de la Policía Nacional movilizados en Barcelona y Madrid.

Por su parte, Renfe y Adif han dado parte de la interrupción de sus servicios por causas ajenas desde más allá de las ocho de la mañana. En ese momento se ha activado el dispositivo de Atocha, una estación que ya sufrió un atentado en 2004 con 193 personas fallecidas.

Los trenes con destino a Madrid han sido detenidos antes de llegar y la Policía ha inspeccionado la maleta sospechosa y ha comprobado que el supuesto explosivo era en realidad una hebilla, al tiempo que los Mossos también descartaban la presencia de explosivos, por lo que en cuestión de minutos se ha desactivado la alerta.

El objeto sospechoso detectado esta mañana en el escáner del AVE de la estación de Sants no representa ningún peligro.

"Estamos haciendo comprobaciones en las vías del AVE en la estación de Sants, siguiendo protocolos de seguridad", informaba la policía autonómica catalana a través de un tuit. Es por eso que se ha decidido desalojar la estación de Atocha, suponiendo que estaba viajando hacia Madrid.

Fuentes policiales precisaron que la alarma se desató por el cinturón de una pasajera en una maleta. Actualmente, ambas estaciones han quedado reabiertas.

La Policía Nacional ha confirmado que la alerta era falsa, pues el supuesto explosivo era en realidad una hebilla de cinturón.