Viernes, 16 Noviembre, 2018


Los Mossos detienen a un tirador que quería matar a Pedro Sánchez

El detenido por planear matar a Sánchez decía trabajar en la NASA Manuel Murillo
Orlondo Matamoros | Noviembre 08, 2018, 22:27

El detenido fue identificado como Manuel Murillo Sánchez, de 63 años y vecino de Terrassa (Barcelona), quien, tras su arresto, el 19 de septiembre, fue puesto a disposición de un Juzgado de Instrucción de esa comunidad que instruyó su ingreso a prisión provisional comunicada y sin fianza, informó el Tribunal Superior de Justicia Catalana. Según el citado medio, Manuel M.S. planeaba atentar contra el presidente como venganza por la orden de exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos, y en su domicilio tenía un arsenal de 16 armas de fuego, con rifles de precisión y un subfusil de asalto. Los Mossos le atribuyen un perfil obsesivo, que decidió dar un paso más cuando el Gobierno de Sánchez anunció su intención de exhumar a Franco.

La policía halló en su casa 16 armas de fuego, incluidos rifles de alta precisión y un subfusil de asalto, según el diario Público que adelantó la noticia.

El detenido, que no tenía antecedentes policiales, era el mejor tirador de un club de tiro olímpico, y supuestamente tenía conocimientos para modificar e incluso construir armamento. Además, en su coche llevaba dos pistolas, una de ellas modificada de forma ilegal. El hombre empezó a buscar cómplices para acabar con ese "rojo de mierda", según escribió en el grupo. A través de la aplicación de mensajería pedía ayudar para conocer la agenda del presidente del Gobierno, ya que según comentaba, no sabía usar bien internet para conocerla.

El arrestado, un vigilante de seguridad privada con un historial de problemas psicológicos, nunca había participado en actos violentos, aunque frecuentara ambientes ultraderechistas. "Estoy dispuesto a sacrificarme por España", clamaba en un chat de whatsapp.

Murillo, que ganó los campeonatos entre 1993 y 1996 de manera consecutiva, se encuentra en prisión incondicional en la cárcel de Brians, en la localidad de Sant Esteve de Sesrovires (Barcelona) desde su detención.

En cuanto a las diligencias judiciales, pasaron del Juzgado de Guardia -el 2 de Terrassa, ese día- al de Instrucción Nº3 porque la Audiencia Nacional rechazó el caso, considerando que no se trataba de una amenaza terrorista, sino meramente una "proposición de homicidio de autoridad", con "tenencia ilícita" de un "depósito de armas". Así, han tildado de "incidente" la detención de este hombre a mediados de septiembre y han incidido en que "este tipo de amenazas es una constante", a la que, no obstante, no hay que acostumbrarse.

Poco a poco se van desvelando más detalles del francotirador que quería matar a Pedro Sánchez.