Sábado, 15 Diciembre, 2018


Trump se retracta al decir que tropas abrirían fuego contra migrantes

Un indígena hondureño descansa en uno de los poblados de la travesía de la Caravana Migrante Un indígena hondureño descansa en uno de los poblados de la travesía de la Caravana Migrante
Orlondo Matamoros | Noviembre 04, 2018, 02:23

Mientras la caravana migrante avanza, seis inmigrantes hondureños demandan al presidente Donald Trump y partes de su administración por las políticas que ha promulgado y que dijo que efectuará en la frontera de Estados Unidos con México.

"Ellos (los migrantes) los golpearon con piedras y algunos resultaron heridos muy seriamente y ellos les estaban tirando piedras en la cara".

El mandatario volvió a insistir en que al entrar en México los integrantes de la caravana "pasaron por encima" de la policía de ese país e incluso hirieron a militares que habían acudido a la frontera para impedir la entrada de los migrantes.

"No dije que les disparen, no dije que le disparen, pero si ellos hacen eso con nosotros, van a ser arrestados por mucho tiempo", manifestó Trump.

Recientemente, el Departamento de Defensa estadounidense desplegó, por lo menos, 5 200 soldados en activo a la frontera con México para fortalecer la seguridad, según informó The New York Times.

Se trata de la mayor operación de estas características desde la Revolución Mexicana, y podría ir a más porque aseguró que evalúa elevarlos a entre 10.000 y 15.000. El jueves, Trump anunció que se plantea modificar las leyes de asilo, que quiere modificar por decreto la Constitución para negar la nacionalidad a los nacidos en territorio de EE UU de padres extranjeros, y que ha pedido a los soldados desplegados que respondan con fuego a cualquier agresión. Más tarde, durante un mitin de campaña esa noche, expresó: "Vamos a mantener a estas personas fuera de nuestro país". El presidente de los Estados Unidos tenía prevista una reunión bilateral con el Jefe de Estado, Iván Duque.

El mandatario también había programado hacer una visita a Colombia en abril pasado, pero canceló su viaje a fin de monitorear la respuesta de Estados Unidos al uso de armas químicas por parte del gobierno sirio.