Viernes, 14 Diciembre, 2018


El Papa recibe en audiencia al presidente de la República de Corea

Burke confirma que el Papa ha sido invitado a Taiwán pero matiza que Burke confirma que el Papa ha sido invitado a Taiwán pero matiza que"la visita no está siendo estudiada Vatican News
Orlondo Matamoros | Octubre 21, 2018, 18:11

El Papa Francisco se reunió hoy en el Vaticano con el presidente surcoreano, Moon Jae-in, y abrió las puertas a una eventual visita a Corea del Norte, siempre bajo el signo de la paz, tras la invitación recibida por parte del líder norcoreano, Kim Jong-un.

El papa Francisco declaró que aceptaría una invitación oficial del líder norcoreano, Kim Jong-un, para visitar Pyongyang, informó la Administración presidencial surcoreana.

Según Yoon Young-chan, jefe de las relaciones con la prensa de la Casa Azul, el Papa habría agregado que la invitación verbal expresada por Moon “podría ser suficiente”, pero que una invitación formal “sería mejor”.

En este sentido Moon vaticinó que la firma de un tratado de paz será "fundamental" para resolver la situación, pues las dos Coreas cerraron la guerra en 1953 simplemente con un armisticio y, según dijo, acabar con "el último régimen producto de la Guerra Fría del planeta". “Vayan adelante así, sin miedo”.

Por su parte Moon -un católico convencido, bautizado con el nombre de Timoteo- agradeció al pontífice por su apoyo en el proceso de paz y por haberlo recibido, aún en pleno desarrollo del Sínodo sobre los jóvenes. Cada vez que mi nación o yo enfrentamos un momento delicado, recuerdo las palabras de Su Santidad sobre la importancia de la confrontación pacífica”, expresó Moon. Finalmente, "fueron tratadas algunas cuestiones de carácter regionales". Moon, que le contó al Papa que leyó dos de sus libros (La economía mata y Carta a Mateo), a su turno recibió del Pontífice un medallón con una rama de olivo, que significó su "deseo de paz en la península de Corea", su Mensaje para la Paz de este año, sus documentos y una pintura de 1700 con la imagen de la Basílica de San Pedro. "Estos son los sufrimientos del pueblo coreano", dijo, al señalar la corona de espinas de la obra.

Ayer llegó a Italia, donde participó en la Misa por la Paz en la península de Corea que ofició el secretario de Estado vaticano, cardenal Pietro Parolin, en la Basílica de San Pedro.

Tras la ceremonia, el mandatario surcoreano hizo un llamamiento a la comunidad internacional para que continúe apoyando los esfuerzos para lograr la reconciliación con Corea del Norte.

Moon Jae-In ha visitado la Santa Sede este jueves y le ha pedido que vaya a Pionyang.

“Durante las oscuras horas de la colonización, de la división, de la guerra y de la dictadura, estaba de pie para dar luz a la dignidad humana y sobre la justicia, así como sobre el camino de la paz y el amor”, agregó. El presidente Moon llevó "el interés del presidente de Corea del Norte de tener al Papa en Pyongyang y el Papa dio su disponibilidad", reiteró: "Todavía no estamos trabajando en una visita".