Lunes, 19 Noviembre, 2018


Fuertes caídas en bolsa para la banca tras el golpe del Supremo

Los bancos españoles se desploman en bolsa tras la sentencia del Supremo sobre las hipotecas Sucursal de Caixabank en Barcelona. 6 de Octubre de 2017 Yves Herman Reuters
Frascuelo Febo | Octubre 18, 2018, 20:23

Sin embargo, desde la asociación de consumidores Asufin defienden la nulidad de la cláusula por falta de transparencia, por lo que entienden que la acción no prescribe; el consumidor, aclaran, debería reclamar al banco la devolución del impuesto además de otros gastos de formalización de la hipoteca, pero no a Hacienda, pese a que es el fisco el que recibió el ingreso. El tributo, que grava la firma ante notario de las escrituras públicas y su inscripción en el Registro, está cedido a las comunidades y su tasa va del 0,5% al 1,5% del importe del préstamo según la autonomía (1,5% en Catalunya). La cuantía que supone este impuesto varía en función de la comunidad autónoma, socilando entre el 0,5% y el 1,5%: en este caso el Supremo le da la razón a la Empresa Municipal de la Vivienda de la localidad madrileña de Rivas frente al Estado y la Comunidad de Madrid. Eso es un privilegio que se le otorga a quien presta el dinero en una hipoteca y, por eso, debe pagar los costes de su inscripción, señalan los jueces. La sentencia se ha notificado a primera hora de este jueves y ni el Gobierno ni las entidades se han manifestado aún sobre cómo tendrá que reclamar el cliente. Con lo que esa cantidad puede quedar duplicada. Es su principal impuesto propio y el año pasado les permitió recaudar cerca de 8.000 millones de euros.

Reiteran que "como siempre han hecho, los bancos, a partir de esta sentencia, cumplirán con el nuevo criterio establecido por el Tribunal Supremo".

El mensaje les llegó, según las fuentes consultadas por ECD, "hace semanas". No obstante, admiten que puede tener una gran trascendencia, sobre todo si tiene carácter retroactivo.

Con este cambio, el Tribunal Supremo da un respiro a todos los que hayan firmado una hipoteca en los últimos cuatro años porque podrán reclamar el cobro del impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (AJD) que pagaron al formalizar la compra de su piso en escritura pública. Con esta decisión del Supremo, se prevén muchas más demandas y más saturación en los juzgados.

Cargar este impuesto al hipotecado y no al banco constituye, dice el Supremo, "un evidente exceso reglamentario que hace ilegal la previsión contenida" en el artículo 68.2 de la norma que rige este impuesto, el Real Decreto 828/1995, que depende de cada comunidad autónoma y no de la Agencia Tributaria.

La nueva sentencia del TS cuenta con un voto particular discrepante, emitido por el magistrado Dimitry Berberoff, que postula el mantenimiento de la jurisprudencia anterior, y otro concurrente, del magistrado Nicolás Maurandi, quien considera que la sentencia debió incidir en la existencia de dos impuestos: en el de actos jurídicos documentados y en el principio de capacidad económica previsto en el artículo 31 de la Constitución.