Sábado, 17 Noviembre, 2018


Registros en dos sedes alemanas de Opel por manipulación en vehículos diésel

Sede Opel La policía alemana registra dos sedes de Opel por sospechas de manipulación en vehículos diésel
Frascuelo Febo | Octubre 17, 2018, 19:23

La Policía alemana ha registrado hoy las oficinas de Opel en Rüsselsheim y Kaiserslautern debido a las sospechas de manipulación en los valores de emisiones de gases contaminantes de sus motores diésel.

Las pesquisas giran en torno a la posibilidad de que la filial de la empresa francesa Grupo PSA hubiese recurrido a la instalación de un software ilegal en sus vehículos para esquivar así los controles medioambientales y circular aún emitiendo unos niveles de contaminación superiores a lo permitido por la ley.

Las unidades que son sospechosas de incorporar dicho dispositivo corresponderían a los modelos Insignia, Zafira y Cascada, fabricados por Opel en los años 2012, 2014 y 2017. Este programa camuflaba las emisiones de gases contaminantes en automóviles diésel para situarlas dentro de los márgenes de la norma Euro 6, según informa RTVE.

Los registros fueron realizados por la Oficina de Investigación Criminal (LKA) del estado federado de Hesse y por la policía, tras la orden de la Fiscalía de Fráncfort en respuesta a una denuncia interpuesta el pasado abril por la Oficina Federal de Vehículos a Motor (KBA), un organismo dependiente del Ministerio de Transporte. "Estamos investigando ante la sospecha de fraude por la puesta en circulación de vehículos diésel por manipulación del software que mide las emisiones contaminantes", ha precisado la Fiscal General Nadja Niesen al periódico alemán Bild. "La empresa está cooperando plenamente con las autoridades y reafirma que sus vehículos cumplen con la normativa aplicable, aunque no podemos comentar nada sobre los detalles de la investigación en curso en este momento", han añadido.