Martes, 16 Octubre, 2018


¡Increíble! Mantienen a tres leones viviendo en una azotea de Iztacalco

Denuncian que una casa mantiene a tres leones en la azotea en México Profepa rescata tres leones de una azotea en Iztacalco
Orlondo Matamoros | Octubre 12, 2018, 11:36

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) en atención a una denuncia ciudadana, hecha en twitter, realizó una visita de inspección a un domicilio ubicado en la Colonia Viaducto Piedad, de la Ciudad de México, en donde se reportó la posesión ejemplares de vida silvestre 3 guacamayas y tres leones albinos eran parte de las mascotas de los inquilinos y vivían en la azotea de la casa.

Sárika Savic, internauta, relató que en el domicilio notó movimiento extraño.

En un principio los vecinos pensaron que se trataban de perros, pero después se dieron cuenta de que en realidad se trataba de tres leones. Mostró la documentación correspondiente, y los policías procedieron a retirarse del lugar.

Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública asistieron a verificar la vivienda en la que, efectivamente se encontraron tres leones que viviendo en la azotea, pero el dueño identificado como Omar Rodríguez acreditó la propiedad de los felinos y aseguró que sus papeles se encontraban en regla. La razón por la cual los tiene, mencionó, es para que sus nietos puedan conocer un león blanco. Y garantizó tener todas las medidas de seguridad necesarias para atender cualquier emergencia que pudiera presentarse.

Aunque el inspeccionado ha manifestado contar con los documentos y autorización de la SEMARNAT, hasta el momento no ha presentado las pruebas documentales a la PROFEPA por lo cual la medida de aseguramiento de los tres leones y su cambio de depositaria debe de cumplimentarse en lo inmediato.

Cabe remarcar que, los grandes felinos en promedio comen 10 kilogramos de carne al día y su dueño los alimenta con carne de caballo y retazos de pollo.

Asimismo, comentó que personal de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) asiste de manera periódica al domicilio para revisarles el microchip con el que cuentan, la condición y estado en el que se encuentran. Así quedó en evidencia en el caso de un hombre alcoholizado en Chihuahua.