Martes, 16 Octubre, 2018


Indignación mundial por la muerte en comisaría del opositor venezolano

Indignación mundial por la muerte en comisaría del opositor venezolano Gobierno uruguayo lamentó muerte de concejal venezolano y reclamó “investigación objetiva y con garantías”
Orlondo Matamoros | Octubre 11, 2018, 11:44

Los restos mortales del líder político de oposición Fernando Albán llegaron al Palacio Federal Legislativo donde se le rindieron honores póstumos, en el marco del debate sobre el secuestro y asesinato de quien en vida fuera concejal por el municipio libertador por el partido Primero Justicia (PJ).

La capilla ardiente se realizó en los jardines del palacio, justo en la entrada de la puerta de acceso a los hemiciclos.

El fiscal general designado por la Asamblea Constituyente promovida por Maduro, Tarek William Saab, anunció que Albán murió tras saltar desde la ventana de un décimo piso del edificio del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) en Caracas en el que permanecía detenido.

La Casa Blanca condenó el miércoles la participación del régimen de Nicolás Maduro en la muerte del concejal opositor, Fernando Albán, quien falleció estando bajo custodia de las autoridades venezolanas.

El cuerpo de Albán fue entregado a sus familiares la noche del lunes, pero hasta el mediodía de este martes se desconocían los resultados de la autopsia y los detalles del acta de defunción.

La Unión Europea (UE) también exigió una "investigación exhaustiva e independiente para aclarar las circunstancias de la trágica muerte", la segunda de un opositor preso en el último año.

Ortega Díaz, destituida por el gobierno de Nicolás Maduro, asegura que tiene información de que el concejal Fernando Albán murió ahogado en las instalaciones del Sebin, en Plaza Venezuela y no se suicidó como afirma el gobierno.

El gobierno venezolano enfrenta el reclamo de la comunidad internacional para que aclare la muerte de un concejal opositor que, asegura, se suicidó en prisión, pero que según sus copartidarios fue asesinado.

En el texto en el que la CEV manifiesta su preocupación e indignación ante las detenciones que están ocurriendo en el país, muchas sin "un abrigo legal", se señala que "para nadie es un secreto" que Albán tenía "profundas convicciones religiosas" y "coherencia con los valores de la fe que ratifican la opción por la vida y no por la muerte".

Explicó que la Unidad Criminalística del Ministerio Público tomó 7 entrevistas a testigos presenciales -funcionarios del Sebin- y se están recabando los videos de cámaras en las adyacentes al servicio de inteligencia, para verificar la versión ofrecida por los custodios de Albán.

La Arquidiócesis de Caracas, a cuya labor social estuvo vinculado el concejal, también planteó dudas sobre la versión del suicidio. "Hasta ayer (por el domingo) se conoció que estaba sereno y tranquilo".

Albán había viajado a Nueva York la semana pasada para visitar a sus hijos y acompañó a Borges a Naciones Unidas.

Su compañero de filas, Julio Borges, ahora afincado en Colombia, es considerado por las autoridades venezolanas como uno de los cerebros de un plan que habría contado con la colaboración de los gobiernos de Colombia y Estados Unidos, y por el que también permanece bajo arresto el joven dirigente opositor Juan Requesens.

En Venezuela hay unos 236 presos políticos, según la ONG Foro Penal.