Martes, 16 Octubre, 2018


De Vido responsabilizó a Macri por estar en prisión sin sentencia previa

Una de las tantas trágicas imágenes de la tragedia de Once Una de las tantas trágicas imágenes de la tragedia de Once
Orlondo Matamoros | Octubre 11, 2018, 08:38

Mientras, el segundo acusado en este juicio, el extitular de la Unidad de Renegociación y Análisis de Contratos de Servicios Públicos Gustavo Simeonoff, fue absuelto.

Paolo Menghini, el padre de Lucas, una de las 51 víctimas, fue el primero en hablar a la salida de los Tribunales, donde remarcó "Con De Vido condenado Argentina es un país mejor".

Quien fue uno de los principales aliados de Nestor y Cristina Kirchner también fue inhabilitado de por vida para ejercer cargos públicos. Pero no lo consideraron responsable por las muerte de las 52 personas y los más de 700 heridos que dejó la tragedia, ocurrida el 22 de febrero de 2012 cuando un tren de la línea Sarmiento chocó en la estación de once.

De Vido, lejos de pedir disculpas, se manifestó desde el penal de Marcos Paz a través de un video: "Sé claramente dónde estoy y el motivo. Es una decisión política del presidente Macri expresada claramente en la apertura legislativa en 2016, pidiendo meses más tarde de manera pública mi detención, junto a su ministro de Justicia y alguna diputada, con la que hoy mantiene una disputa pública por el mismo tema de la prisión preventiva", afirmó De Vido en videoconferencia desde el penal de Marcos Paz.

El ex funcionario, además, tiene otro proceso oral por la compra de trenes chatarra a España y Portugal que iba a comenzar la semana pasada y se postergó para fin de mes.

De Vido afronta pedidos de penas de 9 años de cárcel, por parte del fiscal García Elorrio, y de 10 años de prisión, realizado por las querellas de los familiares de las víctimas y la Oficina Anticorrupción (OA).

El ex ministro ya está en prisión por el delito de defraudación al Estado en la causa Río Turbio y señalado como organizador de la asociación ilícita de la recaudación de coimas de empresarios durante su gestión en Planificación.

La justicia determinó que la responsabilidad por lo sucedido excedía al conductor del tren y apuntó a la empresa concesionaria del servicio y a los funcionarios del área de transporte que debían controlarla, así como también al manejo discrecional de millones de pesos en subsidios que aporta el Estado para mantener una tarifa accesible. Las defensas pidieron las absoluciones.

El primer juicio que concluyó con las condenas fue en diciembre de 2015, pero nadie fue preso; quedó sujeto a la ratificación del fallo.