Martes, 16 Octubre, 2018


Candidatos polarizan arranque de segunda vuelta en Brasil

Fernando Haddad busca presidencia de Brasil con la fuerza de Lula pero bajo su sombra Fernando Haddad busca presidencia de Brasil con la fuerza de Lula pero bajo su sombra
Orlondo Matamoros | Octubre 11, 2018, 17:02

Más de 174 millones de electores están convocados este 7 de octubre a participar en las elecciones generales de Brasil y elegir al próximo presidente de la nación entre 14 candidatos.

Pensando en futuras alianzas, Haddad recordó que como ministro de Educación de Lula formó parte del mismo gobierno con otros tres candidatos: el centrozquierdista Ciro Gomes (13% a 15% de intenciones de voto), la ecologista Marina Silva (3%) y el centroderechista Henrique Meirelles (2%), que presidió durante esa época el Banco Central. "Pero voy a hablar institucionalmente y, si se dispone, vamos a tratar estos asuntos", adujo.

Según Datafolha, el 45% de los brasileños declara que no votaría de ninguna manera por Bolsonaro, mientras que el 40% jamás lo haría Haddad.

Entre los legisladores se destaca el nombre de Eduardo Bolsonaro, hijo de Jair, que se convirtió en el diputado más votado de la historia de Brasil, con cerca de dos millones de sufragios.

"Reducir el número de ministerios, eliminar y privatizar (empresas) estatales, (.) descentralización del poder dando más fuerza económica a los estados y municipios", propuso Bolsonaro en Twitter.

La campaña por la presidencia de Brasil - la economía más grande de Latinoamérica, un importante socio comercial de varios países y un peso en el mundo diplomático - ha sido tensa e impredecible.

Lo único que señaló como "preocupante" fue la masiva difusión de noticias falsas en las redes sociales, lo cual fue reconocido por el Tribunal Superior Electoral (TSE), que garantizó que sus técnicos combatieron ese fenómeno durante toda la jornada.

El candidato más beneficiado del descontento social fue Bolsonaro.

La expresidenta Dilma Rousseff aseguró este domingo que las elecciones de este domingo en Brasil reafirman la democracia del país y calificó de "peligrosísima" cualquier candidatura que comprometa la soberanía popular del gigante suramericano, en referencia a un posible triunfo del Jair Bolsonaro. "Lo que está en juego es el mantenimiento del Lava Jato", señaló. Se ha manifestado a favor de flexibilizar las leyes de tenencia de armas para que la gente pueda protegerse, darle rienda suelta a la policía y restablecer "valores tradicionales", una frase que ha causado desasosiego debido a sus halagos hacia la época de la dictadura y sus insultos contra las mujeres, los negros y los gays. "Bolsonaro se ha aprovechado de eso y se ha presentado como agente del cambio, pero no queda claro si realmente lo será".