Miércoles, 12 Diciembre, 2018


La Iglesia intentará escuchar a jóvenes:Papa

Los Padres Sinodales acceden al Aula del Sínodo Los Padres Sinodales acceden al Aula del Sínodo
Orlondo Matamoros | Octubre 10, 2018, 18:27

En el encuentro con periodistas, también ha participado la religiosa Nathalie Becquart que ha insistido en la importancia de abordar la cuestión de las mujeres en la Iglesia y ha indicado que "es bueno ver que los obispos están preocupados" por este tema. No en vano, los trabajos del Sínodo se han organizado en una estructura de 3 partes, siendo la primera dedicada a la Iglesia en escucha de la realidad, que se alargará durante esta primera semana del Sínodo.

El tema de los abusos, la traición a la juventud y la no acogida de los inmigrantes, que en su mayoría son chicos y chicas, fueron mencionados por algunos de los 25 obispos que tomaron la palabra en el Sínodo sobre los jóvenes, que comenzó ayer y finalizará con la presentación de un documento el próximo 27 de diciembre. La necesidad de la Iglesia de ser empática y las relaciones entre diferentes generaciones.

Paolo Ruffini comentó que durante las intervenciones "el clima era muy participativo".

Uno de los padres sinodales, como se llaman a los 267 obispos con derecho al voto, también dijo que "la Iglesia ha perdido su facultad de ser joven" y recordó que "Jesús era joven". "Los migrantes, de hecho, son casi todos jóvenes".

En la rueda de prensa que cada día organizará el Vaticano para hablar de cómo avanza el Sínodo, también intervino hoy el obispo argentino de Quilmes, Carlos José Tissera, quien explicó que en su intervención abogó por "escuchar el clamor de la juventud". "Es una oportunidad para todos".

“Tenemos que llegar a la convicción de que en nuestra diócesis ‘toda la Iglesia evangeliza a toda la juventud”, animó el prelado, e invitó, mientras tanto, a rezar y hacer rezar “para que en estos días del Sínodo, la Iglesia se deje guiar por el Espíritu Santo; que Él haga resonar inconfundible la voluntad del Padre y sea escuchada por el oído creyente de la Iglesia”. "Hay que caminar con un oído en el pueblo y con otro en el Evangelio, y en este caso, con un oído en los jóvenes y otro en el Evangelio", subrayó.

Aclaró que cuando los Padres Sinodales hablan de "la llamada" a los jóvenes, del discernimiento vocacional, no es únicamente una referencia a la llamada al sacerdocio, sino que es una llamada "a vivir, a seguir, el camino de Jesús". "El aporte de los jóvenes al Sínodo, sobre todo en el documento pre-sinodal, se valorizó mucho los pequeños grupos, especialmente allí donde los cristianos son minoría, allí donde cuesta más manifestarse y expresar esa identidad, entonces allí encontramos una invitación a que realmente favorezcamos diversas formas de encuentro". Están participando de nuestro país cuatro obispos y dos jóvenes laicos.