Martes, 16 Octubre, 2018


Brasil: Bolsonaro ganó pero habrá segunda vuelta

Haddad ha jurado que no hay forma de que indulte a Lula Haddad ha jurado que no hay forma de que indulte a Lula
Orlondo Matamoros | Octubre 10, 2018, 18:11

En un tuit anterior, Haddad cuestionó el perfil de "outsider" de la política con el que se presenta Bolsonaro, diputado desde 1991, y su reticencia a participar en debates, incluso antes de la puñalada en el abdomen que después del 6 de enero lo sacó de los actos de campaña.

Como ninguno alcanzará más de la mitad de los votos válidos, de acuerdo con los sondeos, los dos más votados tendrán que medirse en una segunda vuelta prevista para el 28 de octubre.

A partir de esto cobra relevancia el pronunciamiento de quien obtuvo el tercer lugar en las elecciones del día de ayer, Ciro Gomes.

Además, tres gobernadores del PSB fueron elegidos directamente en la primera vuelta (en los estados de Pernambuco, Espírito Santo y Paraíba) y en la segunda vuelta el partido opta a hacerse con el mando de los estados de Sao Paulo, Sergipe (este), Amapá (norte) y el Distrito Federal que contiene a la capital.

Entre los investigados figura la diputada Cristiane Brasil, hija de Jefferson y nombrada ministra de Trabajo a fines del año pasado por el actual presidente, Michel Temer. "Tenemos interés en que las fuerzas democráticas estén unidas en torno a este proyecto" del PT, agregó.

El domingo, Bolsonaro se quejó en Facebook de "problemas" con las urnas electrónicas que, según afirmó, le impidieron ganar en primera vuelta.

El electorado del candidato ultraderechista, de 63 años, que estuvo acompañado de una enfermera mientras emitía su voto, es mayoritariamente clase media que busca un mayor desarrollo económico personal. En su mayoría son hombres, que respaldan la verborrea sexista del ex militar aunque también hay mujeres que lo respaldan por su tono marcado en la mano dura contra la inseguridad ciudadana, en un país que lidera todas las tasas de homicidios entre los países de la región.

Bolsonaro es un ex capitán del ejército y legislador con 27 años en el Congreso que se hizo popular presentándose como un "salvador de la patria" frente a los políticos "corruptos" que llevaron a la mayor economía del continente a una debacle.

Flavio Bolsonaro era hasta ahora diputado regional por Río desde 2003.

Doria ya había anunciado su posición la víspera, cuando escribió en sus redes sociales: "Tengo lado".

Haddad viajó a Curitiba para visitar al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva en la cárcel, donde cumple una condena de 12 años por corrupción y lavado de activos.

"No apoyaremos ni al PT ni a Bolsonaro", declaró Alckmin, aunque algunos de los principales dirigentes del PSDB ya han anunciado que trabajarán en favor del polémico candidato de la ultraderecha.

Según las encuestas publicadas hasta este sábado, en caso de una segunda vuelta entre Bolsonaro y Haddad, ahora confirmada, ambos estarían empatados en torno a un 45 % de los votos.

También volvió a criticar la intención de Bolsonaro de liberar la venta y porte de armas para civiles y sostuvo que "la seguridad es un servicio público", por lo que "armar a la población es dejar de prestar ese servicio".