Понедельник, 10 Декабря, 2018


Bolsonaro: Problemas con las urnas impidieron mi elección en primera vuelta

Haddad ha jurado que no hay forma de que indulte a Lula Haddad ha jurado que no hay forma de que indulte a Lula
Orlondo Matamoros | Октября 10, 2018, 23:26

Bolsonaro obtuvo en la primera vuelta del domingo 46 % de los votos, contra 29 % de Haddad. Un día después de afirmar que, al menos en lo económico, "es lo que Brasil necesita", Piñera ha matizado sus palabras, durante una reunión en Madrid con el presidente del gobierno español Pedro Sánchez, poniéndo más énfasis esta vez en sus diferencias con Bolsonaro.

Tendrán que formar alianzas y superar las fuertes resistencias que cada uno tiene en sectores sociales, para ganar la segunda vuelta.

En un tuit anterior, Haddad cuestionó el perfil de "outsider" de la política con el que se presenta Bolsonaro, diputado desde 1991, y su reticencia a participar en debates, incluso antes de la puñalada en el abdomen que el 6 de septiembre lo sacó de los actos de campaña. Fuera del balotaje quedaban Ciro Gomes, con el 12,52% de los votos, Geraldo Alckmin (4,85%) y Joao Amoedo (2,72%).

Seguidores del ultraderechista Jair Bolsonaro, candidato que lidera los sondeos para las elecciones presidenciales de hoy en Brasil, reafirmaron el carácter guerrerista que promueve el aspirante al compartir en redes sociales fotos y vídeos de armas de fuego dentro de las cabinas de votación.

En las últimas elecciones, en 2014, abanderado por el senador Aécio Neves, el PSDB fue derrotado en segunda vuelta por Dilma Rousseff, del PT, reelegida en esos comicios con un 51,6 % de los sufragios y destituida dos años después.

También abandonaron a Alckmin y a la centroderecha tradicional las influyentes y conservadoras iglesias evangelistas, que desde los templos adhirieron sin tapujos al candidato que tiene como lema la frase "Brasil encima de todo, Dios encima de todos".

El más votado en Minas Gerais fue el empresario Romeu Zema, un comerciante millonario postulado por el partido Novo que no figuraba entre los favoritos y no sólo terminó en primer lugar sino que expulsó de la disputa al actual gobernador, Fernando Pimentel, un importante líder del PT.

El domingo, Bolsonaro se quejó en Facebook de "problemas" con las urnas electrónicas que, según afirmó, le impidieron ganar en primera vuelta.

El efecto Bolsonaro, sin embargo, arrasó otras fuerzas tradicionales, como el partido Movimiento Democrático Brasileño (MDB), la formación liderada por el presidente Michel Temer y que sólo consiguió una gobernación (Alagoas) pese a que era considerada hasta hace pocos años como la mayor fuerza electoral de Brasil.

El expresidente Fernando Henrique Cardoso (1995-2003), uno de los líderes históricos del PSDB, no estuvo presente en la reunión. Su hasta ahora pequeña formación, el PSL, se convirtió el domingo en la segunda bancada, después del PT, en la Cámara de Diputados. "El elector es quien va a elegir", recalcó el también exgobernador de Sao Paulo al finalizar una reunión de la dirección del PSDB en Brasilia.