Jueves, 18 Octubre, 2018


May exige a la UE que presente alternativas para desbloquear el 'brexit'

Presidente de Consejo Europeo convocará cumbre sobre Brexit en noviembre May y Tusk,saltó la chispa por el segundo referéndum sobre Brexit
Orlondo Matamoros | Setiembre 22, 2018, 15:38

May defendió este jueves su propuesta de "brexit", acordada con sus ministros el pasado julio en su residencia campestre de Chequers, en la que se plantea la creación de un mercado común de bienes británico-comunitario con equivalencia regulatoria, pese a las críticas de los Veintisiete. Estas, además, van en doble vía, pues Theresa May respondió con un desafío y aseguró que "Reino Unido se prepara para una salida sin acuerdo".

La libra caía un 0,4 por ciento a US$1,3220 a las 9:35 a.m. en Londres, reduciendo sus avances esta semana a poco más del 1 por ciento.

La divisa registra así la mayor caída desde que el 7 de junio de 2017 Theresa May perdiera la mayoría absoluta en el Parlamento británico. En 10 días se enfrentará a su inquieto partido conservador en la conferencia anual en Birmingham, en medio de una creciente campaña de sus desilusionados colegas para que abandone sus planes para el brexit o renuncie.

Rees-Mogg, presidente del grupo de pensamiento 'probrexit' European Research Group (ERG), dijo que en el Reino Unido se esperaba que la UE 'aflojara' sus posiciones respecto al brexit, cosa que no ha ocurrido.

"El marco de cooperación económica, de la forma en que está propuesto, no funcionará, ante todo porque perjudicaría las libertades internas [de libre circulación]" de la UE, afirmó Tusk al término de una cumbre europea en Salzburgo (Austria).

Por estas diferencias, los líderes de la Unión Europea le dijeron que su plan para sacar a Reino Unido de la UE manteniendo una estrecha relación comercial pero sin hacer grandes concesiones era inaceptable.

Presidente de Consejo Europeo convocará cumbre sobre Brexit en noviembre

Estas cuestiones entrelazadas sobre aduanas e inmigración son otra de las razones principales de la negociación, pero el comercio es un asunto que muchos europeos temen que será un duro y largo golpe de realidad para una primera ministra excesivamente optimista que sigue queriéndolo todo.

En la misma línea, el ministro británico para el 'brexit', Dominic Raab, acusó a Bruselas de haber echado el "freno de mano" a la negociación.

May ha reiterado que pretende formular "una alternativa que preserve la integridad de Reino Unido" pero ha dejado claro a los líderes europeos que en una negociación como la del Brexit "ninguna parte debería pedir lo inaceptable para la otra".

También dejaron en suspenso la convocatoria de una cumbre especial, sugerida para mediados de noviembre, para cerrar el acuerdo, afirmando que esta no verá la luz si no hay un progreso real en el próximo Consejo Europeo, el 18 y 19 de octubre en Bruselas.

La UE ha puesto sobre la mesa un mecanismo de emergencia que dejaría a la región británica dentro de la unión aduanera comunitaria, a pesar de que Inglaterra, Escocia y Gales estarían fuera, para asegurar que no se levanta una frontera dura entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda, una solución que May rechaza. Su gobierno minoritario es apuntalado por el Partido Unionista Democrático de Irlanda del Norte, que se opone a cualquier nueva división en el estatus legal entre la provincia y el territorio continental británico.