Viernes, 14 Diciembre, 2018


Papa Francisco: No se puede creer en Dios y ser mafioso

Papa Francisco: “No se puede creer en Dios y ser mafioso” “No se puede creer en Dios y ser mafioso”: papa Francisco
Orlondo Matamoros | Setiembre 20, 2018, 02:39

"Quien es mafioso no vive como cristiano, porque blasefemia con la vida el nombre de Dios-amor".

'Yo les digo a ustedes mafiosos: si no hacen esto, vuestra propia vida se perderá y será la peor de las derrotas', advirtió el Papa. "¡Conviértanse al verdadero Dios!", pidió. De Puglisi destacó el Papa que sabía que "corría riesgos, pero sobre todo sabía que el verdadero peligro en la vida es no correrlos" y contentarse con "comodidades, trucos y atajos". En Sicilia la organización mafiosa activa es la Cosa Nostra. "De servicio, no de opresión", añadió.

Dijo que "don Pino coronó su victoria con una sonrisa", la sonrisa que dirigió a su asesino cuando le vio llegar y le dijo "le esperaba". Pero padre Pino tenía razón: "la lógica del dios-dinero es siempre perdedora", dijo. "Es vivir entre comodidades, atajos", continuóFrancisco rememorando la figura del sacerdote, uno de los primeros en luchar contra la mafia desde su parroquia y el centro social que fundó para sacar a los niños de las calles y evitar que cayeran en manos de la criminalidad organizada. "No se puede creer en Dios y odiar al prójimo". Y por ello "la palabra odio debe ser cancelada de la vida cristiana".

Tras la misa de hoy, Francisco acudió a visitar una misión laica que asiste a los pobres en Palermo, donde compartió con ellos un frugal almuerzo, antes de acudir al deprimido barrio Brancaccio donde era párroco Puglisi.

"Lo que el infierno no es", editada por La Esfera de los Libros, recrea algunos episodios biográficos de D'Avenia (Palermo, 1977), un fenómeno literario juvenil que ha vendido más de dos millones y medio de ejemplares de sus libros, porque, según ha indicado hoy en una entrevista con Efe, don Pino fue su profesor de religión en el colegio y pudo comprobar cómo intentaba abrir "una rendija de cielo en el infierno". Lo contó uno de sus ejecutores, que acabó arrepintiéndose y convirtiéndose en un colaborador de la justicia.

La misa de este sábado estuvo dedicada al 'cura de los pobres', Giuseppe Puglisi, apodado 'el primer mártir de la Cosa Nostra', quien fue asesinado de un disparo en la nuca por orden de la mafia siciliana, el 15 de septiembre de 1993, en su cumpleaños número 56.

Por la tarde el pontífice ha visitado la casa-museo donde vivió y fue asesinado Puglisi, ha tenido un encuentro con el clero y los seminaristas en la Catedral de Palermo y se ha reunido con los jóvenes sicilianos en la céntrica Plaza de Politeama.