Sábado, 15 Diciembre, 2018


Temor en Filipinas por la llegada del supertifón Mangkhut - Mundo

Filipinas comienza desalojo ante la llegada de gran tifón 3 Evacuaciones masivas en Filipinas por la llegada de un "supertifón"
Orlondo Matamoros | Setiembre 14, 2018, 21:05

El gobernador de Cagayan, Manuel Mamba, dijo a The Associated Press por teléfono que las evacuaciones de los residentes de las amenazadas zonas costeras y municipios insulares del norte de la provincia habían comenzado y que se cancelaron las clases a todos los niveles.

En el litoral de la punta norte de Luzón, la principal isla de Filipinas, miles de personas empezaron a ser evacuadas.

"Las lluvias van a ser fuertes y el viento no será ninguna broma", declaró Michael Conag, vocero de defensa civil local. "Puede haber olas equivalentes a un edificio de 4 pisos y muchas casas pueden quedar destruidas, sobre todo las construcciones más frágiles, que son las más frecuentes en las regiones costeras".

Después de las Filipinas, el Observatorio de Hong Kong pronostica que Mangkhut ingresará a China continental el lunes en la mañana, al sur de Hong Kong y al norte de la provincia isleña de Hainán.

"Estamos muy asustados. Dicen que el tifón es muy violento", afirmó Delaila Pasion, que abandonó su vivienda.

El portavoz también explicó que se han desplegado "equipos de respuesta rápida" y que están listos "todos los activos terrestres, aéreos y marítimos" de las Fuerzas Armadas para las tareas de rescate y suministro de ayuda humanitaria en las áreas directamente afectadas por el tifón. El viernes se ubicaba a unos 400 kilómetros (250 millas) sobre el Pacífico con vientos máximos sostenidos de 205 kilómetros por hora (127 millas por hora) y ráfagas de hasta 255 kph (158 mph), de acuerdo a meteorólogos filipinos.

Las autoridades temen particularmente las inundaciones y los aludes.

Las autoridades de las Filipinas evacuaron a miles de personas que residen en la ruta del tifón más poderoso del año, cerrando escuelas, alistando excavadoras en caso de deslaves y poniendo en alerta a soldados y rescatistas en el norte del país. Asimismo, los pueblos de pescadores son muy vulnerables a los vientos fuertes y a las enormes olas que se abaten sobre la costa.

El archipiélago filipino es golpeado cada año por una veintena de tifones, que causan cientos de muertos y agravan la pobreza de millones de personas.

Haiyan, uno de los tifones más violentos de la historia en tocar tierra, azotó las islas del centro de Filipinas en noviembre de 2013, con vientos que superaron los 315 km/h.

Inmensas olas, similares a las de un tsunami, arrasaron todo. La catástrofe causó más de 7.350 muertos o desaparecidos, y dejó sin casa a más de cuatro millones de habitantes.

Más de 4 millones de personas viven en las áreas de mayor riesgo por la tormenta.

Mangkhut, que se ha acelerado y ahora se desplaza a una velocidad de 30 kilómetros por hora, se puede fortalecer en las próximas horas y si sus vientos sostenidos superan los 220 kilómetros por hora será catalogado como supertifón.