Jueves, 15 Noviembre, 2018


Repatriaciones de venezolanos son una mentira inmoral — Almagro

Archivo Advertí que Colombia iba a nadar en coca: Alejandro Ordóñez
Orlondo Matamoros | Setiembre 14, 2018, 02:38

Según cálculos de la ONU, cerca de 2,3 millones de venezolanos han abandonado su país debido a la crisis política, social y económica y, de ellos, casi un millón se han instalado en Colombia.

Posteriormente, aseguró que "la crisis migratoria venezolana es una crisis absolutamente inmoral, porque marca la indolencia y las mentiras de un gobierno a la hora de tratar de abordar los problemas y las necesidades de su gente y de su pueblo en lo que refiere a alimentación, salud y necesidades básicas de la población venezolana".

Almagro destacó el trato a los migrantes por parte de Colombia, que en los últimos años ha recibido más de un millón de personas desde Venezuela, de los cuales ha regularizado a más de 820.000.

"Este es un problema que ha escalado y que requiere una reacción regional", sostuvo.

Almagro estará acompañado por los políticos venezolanos David Smolansky y Betilde Muñoz-Pogossian, coordinadores del grupo técnico de la OEA que visitará las fronteras de los países que reciben inmigrantes y luego elaborará un informe en el que se definirán los mecanismos de cooperación.

Colombia ha abogado por la creación de un fondo multilateral para responder ante la emergencia y prevé plantear en la próxima Asamblea General de Naciones Unidas la designación de un enviado especial del organismo que coordine la respuesta a lo que Duque define como un "éxodo masivo".

El viernes Trujillo estará con Almagro en un encuentro con autoridades locales y regionales en Cúcuta para dialogar sobre los impactos de la crisis migratoria en el país.

Una de ellas es Karelis Suárez, que caminó hasta Colombia en busca de un futuro para sus hijos.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, afirmó este jueves en la ciudad colombiana de Cartagena que las "repatriaciones" de emigrantes venezolanos promovidas por el gobierno de Nicolás Maduro son "una mentira del régimen", que tachó de "inmoral".

Junto a Almagro también viajaron Roberto Menéndez, jefe de la misión de la OEA en Colombia, y el director de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco, con quienes visitarán Cúcuta, ciudad fronteriza en la que se reunirá con las autoridades de esa zona para hablar del impacto de la crisis. El gobierno venezolano niega que exista una crisis migratoria y considera "injerencista" la actitud de la OEA.