Trump condena el racismo ante aniversario de marcha supremacista
Martes, 14 Agosto, 2018


Trump condena el racismo ante aniversario de marcha supremacista

Charlottesville en estado de emergencia por marchas neonazis El 12 de agosto del 2017 un grupo de manifestantes neonazis ocasionaron disturbios en Charlottesville Virginia. Getty Images Archivo
Orlondo Matamoros | Agosto 13, 2018, 01:42

Ahora, los supremacistas planean manifestarse frente a la Casa Blanca.

Al cumplirse el primer aniversario de aquellos incidentes, la red de extrema derecha "Unite the Right" protagonizará la nueva concentración en Washington.

"Los disturbios en Charlottesville hace un año dieron lugar a muerte y división sin sentido", tuiteó el mandatario.

El presidente Donald Trump expresó el sábado su condena a todo tipo de racismo.

Antes de que los supremacistas tomen las calles, una coalición de decenas de organizaciones reunirá a sus activistas en una plaza cercana a la residencia presidencial a las 12.00 del mediodía (16.00 GMT), y marcharán hasta el mismo parque al que posteriormente llegarán los xenófobos. "Paz para TODOS los estadounidenses", añadió. Las autoridades han prometido una sólida presencia policial para mantener a ambos lados separados y evitar las peleas callejeras que estallaron el 12 de agosto del año pasado.

Sin embargo, el senador Mark Warner, demócrata por el estado de Virginia, insistió en que Trump despejó el camino para que los nacionalistas blancos difundieran "odio e intolerancia". "Mientras los estadounidenses tienen la bendición de vivir en una nación que protege la libertad, la libertad de expresión y la diversidad de opinión, no hay lugar para la supremacía blanca, el racismo y el neonazismo en nuestro gran país".

El gobernador de Virginia, Ralph Northam, declaró el jueves el estado de emergencia para este estado y para Charlottesville.

Dos personas fueron arrestadas, una por traspasar el perímetro de seguridad y otra por conducta alborotada.

La marcha del domingo está organizada por el mismo responsable de la protesta de Charlottesville, Jason Kessler, quien tenía previsto repetir escenario este año, pero las autoridades locales le negaron el permiso.

Hace un año, la red ultraconservadora "United the Right" obtuvo una autorización para organizar una concentración en Charlottesville para protestar contra un proyecto de la alcaldía de retirar una estatua del general confederado Robert E. Lee.

Al culminar la marcha se desencadenaron choques entre los supremacistas blancos y los contra-manifestantes.

El grupo comenzó a marchar hacia el centro de la ciudad de Charlottesville tras un mitin en el parque municipal.

Tras la protesta y los incidentes, Trump recibió duras críticas por haber establecido inicialmente una equivalencia moral entre ambos grupos de manifestantes, sin condenar directamente a los supremacistas blancos.

En medio de la violencia que se desató entre manifestantes de ambos bandos, un auto embistió a una multitud.