Cardenal Brenes afirma que país vive "tensa normalidad"
Martes, 14 Agosto, 2018


Cardenal Brenes afirma que país vive "tensa normalidad"

Religiosos desmienten discurso de Ortega sobre “normalización” del país Experto en seguridad: Ortega dejará inseguridad con paramilitares
Orlondo Matamoros | Agosto 12, 2018, 00:41

La represión a las protestas antigubernamentales ha dejado 317 muertos, cientos de heridos, desaparecidos y detenidos, mientras miles huyen del país por la represión contra los promotores de las protestas y el impacto de la crisis sobre la economía. "Hay una tendencia a que el país se estabilice en el campo económico y comercial", agregó.

El 18 de julio, la Organización de Estados Americanos (OEA) condenó la violencia en Nicaragua y abogó por la reanudación del diálogo entre el gobierno y la oposición que los obispos católicos intentan mediar desde mayo y estancados desde junio.

El diálogo del gobierno de Ortega con la Alianza Civil por la Democracia y la Justicia, de la sociedad civil, catapultó a Lesther Alemán como una de las figuras más reconocidas de las protestas iniciadas el 18 de abril para exigir la salida de Ortega del poder.

“Tal vez no dio los resultados deseados, pero el diálogo está vivo.

"Ortega perdió las calles, perdió la legitimidad, perdió la gobernabilidad que pintaba hacia afuera, perdió el respaldo internacional y perdió las bases de su partido".

La ANPDH, que semanas atrás ganó el Premio Franco-Alemán de Derechos Humanos, anunció hoy el cierre temporal de sus oficinas en Nicaragua después de que su personal recibiera amenazas, pero que continuará operando vía telefónica y por Internet.

Las relaciones entre la iglesia Católica y Ortega están fracturadas desde mayo pasado, cuando los obispos, como mediadores el diálogo nacional para superar la crisis, pidieron al mandatario adelantar para marzo de 2019 las elecciones de 2021, lo que el presiente rechazó.

A juicio del líder estudiantil, la salida de Ortega es la única solución para la crisis que vive Nicaragua.

Ortega terminó la entrevista diciendo que "si se rompe esta contención (que es Nicaragua), entonces aquí va a pasar tranquilamente el crimen organizado, el narcotráfico, las pandillas, que ya están penetrando en Costa Rica, y van a terminar ocupando también Panamá, y van a terminar, entonces, incidiendo en el Canal de Panamá, una ruta estratégica a nivel global".

Está convencido de que la movilización tiene que seguir hasta alcanzar el sueño de ver cambios en el país, donde los adversarios de Ortega acusan al presidente de instaurar una dictadura corrupta de la mano de su esposa y vicepresidenta Rosario Murillo.

El movimiento se propagó al país entero tras la violenta represión de los manifestantes, y se convirtió en clamor por la salida del poder de Ortega, en su tercer mandato consecutivo desde 2007. Creo que será recordado por la mucha sangre que derramó, por lo injusto que fue, por lo dictatorial y porque centralizó todo a favor de él.