Juan Requesens confiesa su participación en el magnicidio frustrado al presidente Maduro
Martes, 14 Agosto, 2018


Juan Requesens confiesa su participación en el magnicidio frustrado al presidente Maduro

Venezuela ordena detener al opositor Borges por el atentado a Maduro El opositor y expresidente del Parlamento venezolano Julio Borges
Orlondo Matamoros | Agosto 11, 2018, 10:42

El Parlamento venezolano pidió a la comunidad internacional desconocer la orden de captura contra el diputado opositor Julio Borges.

Una vez le escribí a Mauricio Jiménez, supervisor de inmigración y le hice la solicitud y de inmediato se pusieron en contacto con Juan Monasterios para hacer el pase de San Antonio a Cúcuta.

"Hemos conversado directa y personalmente con la oficina del Alto Comisionado de DD HH de las Naciones Unidas -Zeid Ra'ad Al Hussein-, y hemos también enviado comunicación al Secretario General de la OEA -Luis Almagro-, a quien ya hemos visto que se ha pronunciado", añadió.

Este relato concuerda con la declaración que según las autoridades prestó Monasterios, también detenido, quien sostuvo que Requesens lo ayudó a atravesar la frontera por órdenes de Borges.

Requesens fue capturado en su casa por funcionarios de inteligencia el martes por la noche.

El exlegislador se encuentra "en resguardo estricto de los derechos humanos", subrayó el jefe de comunicación, al tiempo que solicitó código rojo para el exdiputado Julio Borges "para que responda ante la justicia venezolana", así como para Osman Alexis Delgado Tabosky, planificador y financista; Rayder Alexander Russo Márquez alias "Pico" y todos los implicados en el crimen.

Juan Requesens es un rehén que está secuestrado bajo una privación ilegítima de libertad, fue violada su inmunidad parlamentaria, no ha sido visto por sus familiares ni abogados y obligado a declarar bajo condiciones inhumanas, en frente de sus captores.

La tarde del martes, mientras Iván Duque tomaba posesión como nuevo presidente de Colombia, Maduro realizó una comparecencia pública en la que aseguró que dos grupos entrenados entre abril y junio en una finca en la población de Chinácota, en el norte de Santander (Colombia), fueron los encargados de operar los dos drones que explotaron el sábado pasado durante un desfile militar en Caracas y que tenían como objetivo atacar la tribuna presidencial donde estaba Nicolás Maduro, según la versión del propio presidente.

"No es el Juan Requesens que todos conocemos, no es ese joven luchador, (...), sino una persona llevada por químicos o por amenazas a que tenga que decir lo que el régimen quiere".

Recordó Borges, que cuando presidió la opositora Asamblea Nacional del país sudamericano, él bloqueó las operaciones de endeudamiento ilegal de Maduro.

"Nos han acusado de todo porque hemos logrado promover las sanciones (contra el Gobierno) y hemos logrado el cerco internacional de Nicolás Maduro".

El texto de los obispos se divulga 5 días después del atentado del que el Gobierno acusa al expresidente de Colombia Juan Manuel Santos y a los diputados opositores Julio Borges y Juan Requesens, a quienes la oficialista Asamblea Nacional Constituyente, que no reconocen numerosos Gobiernos del mundo, les levantó ayer el fuero. El militar aparece en un video -que Maduro presentó como evidencia- con el rostro difuminado y afirmando que Requesens, "por intermedio de Julio Borges", gestionó su paso de Venezuela a Colombia para entrenar a los hombres que debían ejecutar el supuesto plan de magnicidio.