Martes, 23 Octubre, 2018


Arabia Saudí trasladará pacientes hospitalizados en Canadá a otros países

Canadá y Arabia Saudita Pelean Canadá y Arabia Saudita Pelean
Orlondo Matamoros | Agosto 10, 2018, 18:54

Canadá y Arabia Saudí se han enzarzado en una crisis diplomática luego que el Embajador canadiense exigiera la liberación de activistas en la nación árabe.

"Estamos negociando con el Gobierno de Arabia Saudí, nuestra ministra de Asuntos Exteriores ayer [7 de agosto] mantuvo una larga conversación con el canciller de Arabia Saudí, y las negociaciones diplomáticas continúan", dijo Trudeau a la prensa. Al preguntársele si se disculparía con Arabia Saudita, Trudeau afirmó a los periodistas en esta capital que el pueblo siempre ha esperado que el gobierno de Canadá hable con firmeza y claridad.

De confirmarse, la decisión saudí se sumaría a otras medidas adoptadas en los últimos días por las autoridades de Riad contra Canadá, en represalia por las críticas a las violaciones de derechos humanos en el reino.

Los árabes han tomado varias medidas después de que la ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, pidiera la liberación de la activista Samar Badawi, arrestada el 30 de julio, y de su hermano Raif Badawi, condenado a 10 años de prisión y 1.000 latigazos por "insultar al islam". Además, está coordinando el traslado de todos los pacientes saudíes de hospitales canadienses a otros fuera de este lugar.

En enero de 2015, Badwi fue flagelado 50 veces.

Según la cadena Al Arabiya, el Ministerio de Educación Saudí también contempla suspender el programa de becas para estudiar en Canadá, lo que afectaría a unos 15 mil estudiantes que ya están formándose en el país, según medios canadienses.

Un día después, la aerolínea nacional Saudi Arabian Airlines anunció la suspensión de sus vuelos a Toronto a partir del 13 de agosto.

Pero en un aparente intento de salvaguardar sus intereses económicos, el ministro de Energía saudita Jalid al-Falih dijo que la disputa no afectará a los clientes de la gigante estatal Aramco en Canada, pues los suministros de petróleo son independientes de las consideraciones políticas, dijo citado en los medios estatales.

Trudeau también reconoció que Arabia Saudí está "avanzando" en materia de derechos humanos.

De acuerdo a las estadísticas, el comercio entre canadienses y saudíes es de poco más de 3.000 millones de dólares estadounidenses al año, una cifra discreta para ambos países. Las respuestas apuntan en la misma dirección: se trata de un mensaje a otros países que quieran pronunciarse sobre asuntos del Reino del Desierto. La ONG basada en Londres llamó a otros gobiernos a sumarse a Canadá en la exigencia de una 'liberación incondicional e inmediata de todos los presos de conciencia' en Arabia Saudita.