Martes, 23 Octubre, 2018


Le desearon la muerte a un niño con cáncer y los procesaron

Festival benéfico por Adrián celebrado enl 8 de octubre de 2016. /Archivo Festival benéfico por Adrián celebrado enl 8 de octubre de 2016. Archivo
Orlondo Matamoros | Agosto 09, 2018, 03:35

Su historia, su sueño, se hizo conocido en toda España: Adrián Hinojosa, el niño valenciano que soñaba con ser torero.

"¿Que qué opino? Yo no voy a ser políticamente correcta".

Uno de los comentarios denigrantes realizado fue por parte de una mujer de 35 años llamada Eizpea Etxezarraga decía "Un niño enfermo que quiere curarse para matar a animales inocentes que solo quieren vivir, vas a morir" luego de eso tras las duras críticas recibidas elimino su cuenta. Etxezarraga se personó en el Juzgado de Primera Instancia número uno de Eibar, pero, según la Fundación del Toro de Lidia, no quiso conciliar, "mostrando una actitud poco colaborativa y esquiva". "Al no arrepentirse de los hechos", la FTL anunció que presentaría la correspondiente querella "por delito de injurias en cuanto le sea notificado el decreto de comparecencia".

Bryan Eduardo Salinas, de 21 años y nacido en Ecuador, por su parte publicó el siguiente mensaje en la misma red social: "Patético es que defendéis a un niño que prefiere matar a un animal, ojalá el Adrián mate a vuestra madre y se muera".

El juzgado abrió el caso a finales de julio y procesó a los tres tuiteros, según confirmó el representante de la Asociación Nacional de Afectados Internet y Nuevas Tecnologías, Manuel Merino, que se presentó como acusación en el caso. La asociación, en el escrito de acusación de tramite procesal que presentó en Alzira, solicita también que se "archive la causa a Manuel Ollero Cordero porque entra dentro de la libertad de expresión y, además, pidió disculpas a los padres", argumenta Manuel Merino, portavoz de Anfitec, al diario 'Levante-EMV'.

El Juzgado de Alzira (Valencia) ha abierto una casa contra estos tres tuiteros (M.O.C, E.E y B.E.S.L) que escribieron mensajes insultantes y humillantes contra el niño, que falleció a los ocho años de edad y que unos meses antes había salido a hombros de una plaza de toros después de una corrida benéfica. El menor recibió muchos mensajes de apoyo, pero también hubo comentarios en contra de su persona.