Miércoles, 19 Setiembre, 2018


Nicaragua en paro opositor para exigir la salida de Daniel Ortega

Dos mujeres revuelven la basura en Nicaragua GettyImagesAfinales de la década de los 80 Nicaragua vivía un gran descontento popular entre otros factores por la escasez de productos
Orlondo Matamoros | Julio 14, 2018, 07:53

Este viernes también se llevará a cabo el segundo paro convocado por la oposición en contra de Ortega.

Miles de simpatizantes del oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y trabajadores del Estado partieron de Managua hacia Masaya, esta vez sin escuchar el acostumbrado discurso de Ortega antes de empezar el recorrido.

Muchos negocios permanecen cerrados por apoyo al llamado opositor pero también por temor a saqueos o asaltos, en medio de una desbordada violencia que deja unos 270 muertos en tres meses de protestas contra el gobierno.

Según seguidores de la oposición, el paro se cumple en 90%, aunque medios oficialistas reportan normalidad en algunas zonas de comercio.

El 'repliegue', ocurrido el 27 de junio de 1979 cuando miles de guerrilleros de Managua se retiraron a Masaya para reagrupar fuerzas antes de derrocar a Somoza, se conmemora anualmente con una caminata hasta esa ciudad, la más rebelde del país, 30 km al sur de la capital.

Los opositores reclaman justicia, elecciones adelantadas o la renuncia de Ortega, a quien acusan de desatar una feroz represión contra las protestas y crear una dictadura con su esposa Rosario Murillo, marcada por la corrupción y el nepotismo.

En la tercera jornada de presión de la Alianza, los opositores irán el sábado en caravana de vehículos por los conflictivos barrios orientales de Managua.

Ortega encabezará la celebración del 39º aniversario del repliegue táctico que los guerrilleros sandinistas hicieron hacia Masaya (sureste) -declarada "territorio libre del dictador" por sus habitantes-, antes de derrocar al gobierno de Anastasio Somoza Debayle.

Pero el mandatario, un exguerrillero de 72 años que gobierna desde 2007, no pudo llegar al aguerrido barrio Monimbó, donde la población se mantiene en guardia con numerosas barricadas y exige la salida de Ortega del poder por la represión que ha ejercido contra los manifestantes.

"Vamos ganando la seguridad, la paz y asegurando la vida en nuestra Nicaragua bendita", indicó.

Para el gobierno, que ha rechazado los informes de la CIDH y las acusaciones de represión, las manifestaciones son parte de un plan orquestado por la derecha para dar un golpe de Estado. Sus pobladores reforzaron barricadas contra las fuerzas policiales que actúan con paramilitares.

"Ha cometido actos criminales atacando unidades de policía y oficinas de la alcaldía de Morrito, departamento de Río San Juan, y es responsable del asesinato y masacre de compañeros policías y un maestro de primaria", manifestó el canciller Denis Moncada durante una sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA para analizar la crisis en la nación centroamericana.

Legisladores de Estados Unidos, de un subcomité de asuntos para el hemisferio occidental, aprobaron una resolución bipartidista que "condena la violencia del régimen" y pide más sanciones de Washington, tras las aplicadas a tres altos allegados de Ortega y a funcionarios de la Policía.

"Si no trabajo no como". No se trata de no apoyar el paro, sino del sustento de nuestras familias.

Como salida a la crisis, la Iglesia católica, mediadora en un diálogo entre el gobierno y la Alianza, propuso adelantar los comicios de 2021 a 2019.

El analista Oscar René Vargas cree que la oposición corre el riesgo de desgastarse, mientras que para el gobierno su talón de Aquiles es la economía.