Miércoles, 14 Noviembre, 2018


Guerra de ofertas entre Fox y Comcast para comprar cadena británica Sky

Murdoch eleva a 27.700 millones su oferta para la compra de Sky Accionista de Fox presenta demanda para detener la adquisición de Disney
Frascuelo Febo | Julio 13, 2018, 22:04

Lo último que sabemos es que Disney ha firmado un acuerdo de modificación de adquisición con 21st Century Fox para 71.300 millones de dólares en dinero y acciones, superando la oferta más reciente de Comcast de 65.000 millones de dólares. Esta oferta se ha realizado horas después de que 21st Century Fox, del magnate de los medios Rupert Murdoc h, ofreciese 24.500 millones de libras (unos 27.660 millones de euros) por el grupo británico.

Fox, que desde diciembre de 2016 intenta adquirir al grupo paneuropeo, elevó su propuesta a 14 libras esterlinas (unos US$ 18,5) por acción, una prima de 12% sobre la oferta previa de Comcast.

Cabe recordar que Disney está cerca de convertirse en el comprador final de los activos de Fox, pero de los que tienen que ver con la casa productora; sin embargo, la rama de contenidos noticiosos sigue siendo de la familia Murdoch, quien planea hacer crecer el sector con el que se queda, mediante la adquisición de Sky.

Comcast incrementó el miércoles su oferta a 14.75 libras por acción -los títulos de Sky cerraron a 15.15 libras- y dijo que la oferta había sido recomendada por el comité independiente de directores de Sky. Fox, propiedad de Rupert Murdoch, ya posee un 31 % de Sky y pretende hacerse con el resto. El plan de Murdoch compite con una oferta paralela de Comcast por Sky, valorada en 22.000 millones de libras (unos 25.000 millones de euros), que ya ha recibido el visto bueno por parte del Gobierno británico. Los gigantes de medios están desplegando decenas de miles de millones de dólares en acuerdos para poder competir contra Netflix y Amazon.

Fox y Disney llevan tiempo negociando en Estados Unidos para la venta por la primera de algunos de sus activos a la segunda, que también quiere Comcast, en una batalla que podría tener repercusiones para la operación en el Reino Unido.