Miércoles, 18 Julio, 2018


Embajada lanza alerta a estadounidenses en Inglaterra por visita de Trump

La reina Isabel II y Trump. Archivo La reina Isabel II y Trump. Archivo
Orlondo Matamoros | Julio 13, 2018, 12:34

La llegada del presidente ha generado un nivel de movilización sin precedentes en el país desde las masivas protestas callejeras contra la guerra de Irak en el 2003. UU. y su esposa, Melania Trump, fueron recibidos en el palacio de Blenheim, en el condado de Oxfordshire, con una solemne ceremonia militar antes de su cena con empresarios británicos.

Los organizadores de la marcha "Stop Trump" (Detengan a Trump) informaron que unas 50 mil personas participarán en las protestas.

Pero, no obstante la bienvenida de May, muchos británicos se oponen a la visita de Trump. Según una encuesta de YouGov del miércoles, el 77 por ciento de los encuestados tenían una opinión desfavorable del presidente y solo el 50 por ciento consideró que su visita debería seguir adelante.

La primera ministra británica y su marido, Philip, recibieron a Trump y a su mujer en el palacio, el lugar donde nació el ex primer ministro Winston Churchill, admirado por Trump.

Aunque se alojará en Winfield House, la residencia del embajador de Estados Unidos cerca de Regent Park, en el centro de Londres, su programa evita la capital británica, donde se concentrarán las protestas.

Trump llegóa al Reino Unido desde Bruselas, donde participó en una cumbre de la OTAN.

La cena consistió en un menú patriótico, con salmón escocés, filete de ternera inglesa y fresas con helado y, durante la velada, May reivindicó los fuertes lazos que unen a Inglaterra y a Estados Unidos.

Trump sostuvo que le había dicho a May cómo hacer un trato sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea pero "ella no estuvo de acuerdo; no me escuchó", apostilló. "No hay alianza más fuerte que nuestra relación especial con Estados Unidos y no habrá alianza más importante en los próximos años", añadió.

Los costes policiales para la seguridad del mandatario estadounidense superarán las 10 millones de libras, o 13 millones de dólares, y es que la popularidad de Trump es tan baja en el Reino Unido que incluso el presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, le ha negado el honor de dirigirse a los miembros del Parlamento, un acto reservado sólo para las visitas de Estado.

Trump no se muerde la lengua y ya ha protagonizado ya varios desaires a May.

"Yo diría: Brexit es Brexit", afirmó Trump.

"La gente se pronunció por separarse, así que me imagino que eso es lo que harán, pero tal vez tomen un camino diferente".

El globo de Trump como un bebé.

Un grupo de ciudadanos escoceses ha pedido a la plataforma Nona Hurkmans que la figura, la cual mide seis metros de altura y representa a un bebé enfadado que solamente lleva pañales y un móvil en la mano, viaje a Escocia con motivo de la llegada de Trump.