Miércoles, 18 Julio, 2018


El Gobierno sentencia: "El diésel tiene los días contados"

El Gobierno alienta la ley catalana que crea el impuesto al CO2 de los coches Tráfico intenso en la entrada de Barcelona por la avenida Diagonal
Frascuelo Febo | Julio 13, 2018, 19:38

Teresa Ribera, ministra de Transición Ecológica, ayer en el Congreso de los Diputados.

Ribera, en respuesta a quienes le han recordado en la Comisión para la Transición Ecológica que fue ella quien firmó la declaración de impacto ambiental (DIA) de esa instalación como secretaria de Medio Ambiente en el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, ha señalado que ella firmó la DIA, tal y como establece la ley, porque siempre ha tenido una "confianza inmensa" en los funcionarios de su equipo.

Sin embargo, sobre una posible subida de impuestos que pudiera afectar a este carburante, todavía no se ha posicionado.

Al ser preguntada sobre si el Ejecutivo tiene pensado introducir medidas para realizar el cambio del diésel por otras energías más limpias, la ministra ha expuesto: "El cambio que asistimos necesita muchas cosas a la vez". "Durará más o menos, pero sabemos que su impacto en partículas y en lo que respiramos es suficientemente importante como para ir pensando en un proceso de salida", declaró. El Gobierno de la Nación "tiene que plantearse qué señales fiscales, qué señales regulatorias y cómo acompaña a las grandes ciudades en ese proceso de cambio".

Respecto a qué diría a los ciudadanos que acaban de comprarse un coche diésel, Ribera indicó que "en gran medida conocen cuáles son las consecuencias de la calidad del aire" y que "el coste de comprar un coche nuevo de una categoría o de otra no está reflejando el coste real del impacto que tiene ese coche".

"Un consumidor responsable es lo mejor que podemos tener, pero para facilitar comportamientos de consumidor responsable tenemos que asegurarnos de que las señales de mercado, las señales fiscales, nos permitan discriminar de una manera intuitiva, natural, sin tener que hacer análisis profundísimos sobre qué es lo que significa cada una de nuestras opciones de compra". Asimismo, apostó por "aprovechar el potencial de la digitalización" y de "los saltos tecnológicos", pendientes y consumados, dentro de los cambios que el Gobierno pretende introducir en el sistema energético.

Ribera se comprometió a remitir a la Cámara Baja antes de que termine el año el borrador de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética que deberá fijar objetivos claros y ambiciosos de reducción de emisiones; marcar sendas de descarbonización a largo plazo; impulsar la publicación de informes periódicos del Banco de España sobre los riesgos y fortalezas de la economía frente al cambio climático, y exigir a las empresas cotizadas la evaluación de riesgo climático y de carbono. Durante su intervención, insistió en "abordar el imprescindible cambio de modelo energético", para lo cual apuesta por dejar "de aplicar la política de la avestruz" y avanzar en la dirección marcada por la Unión Europea, "un eje de innovación y modernización".