Miércoles, 19 Setiembre, 2018


Cadena perpetua para integrante de la célula neonazi NSU — Alemania

Beate Zschäpe Cadena perpetua para una neonazi alemana - Mundo - Últimas noticias de Uruguay y el Mundo actualizadas
Orlondo Matamoros | Julio 13, 2018, 19:57

Su desvinculación de los llamados "asesinatos del Bósforo" o "asesinatos del kebab", nombre con el que fue bautizada por la prensa esta trama ultraderechista que tenía en el punto de mira a ciudadanos de origen extranjero, genera sin embargo muchas dudas entre la opinión pública alemana que ha seguido con expectación el proceso.

Berlín- Beate Zschäpe, única superviviente del trío terrorista neonazi alemán Clandestinidad Nacionalsocialista (NSU), que asesinó a nueve inmigrantes y una policía entre 2000 y 2007, fue condenada ayer a cadena perpetua en un macroproceso que ha dejado un sabor agridulce entre las víctimas.

La sentencia consideró probado también que Zschäpe siguió, tras el suicidio de sus dos compañeros, un plan previamente detallado para la ocasión: roció de gasolina la vivienda que compartían en Zwickau (este) para tratar de destruir todas las pruebas y la prendió fuego, aunque no logró destruir todo el material incriminatorio.

Además, el tribunal condenó a cuatro colaboradores de la NSU a penas de cárcel de entre 2 años y medio y diez años, por delitos como pertenencia a organización terrorista y por aportar la pistola Ceska 83 con la que esta célula ultraderechista cometió sus atentados.

Los otros dos miembros de la célula, Uwe Böhnhardt y Uwe Mundlos, que se suicidaron cuando iban a ser detenidos en noviembre de 2011, y Beate Zschäpe defendían una "ideología xenófoba y antisemita" y actuaron con la intención de intimidar a inmigrantes para que abandonaran Alemania.

El tribunal de Munich estimó suficientemente demostrado que Zschaepe participó en los asesinatos de nueve comerciantes turcos y griegos, de una agente de la policía alemana, dos atentados con bombas con decenas de heridos y 15 robos a mano armada. "Me disculpo por el sufrimiento que causé", afirmó.

El tribunal siguió la línea argumentativa de la fiscalía, que había pedido cadena perpetua, mientras que la defensa había solicitado la absolución de su defendida, alegando que ella sólo estaba con los otros dos miembros de la NSU porque mantenía con ellos una relación sentimental y que Zschäpe sólo supo a posteriori de sus crímenes. "Por favor, no me condene en representación de algo que ni quise ni hice", pidió la procesada al juez que presidía la sala, Manfred Götzl.

Las víctimas y familiares criticaron asimismo el papel de los servicios secretos y su "amnesia parcial" y afirmaron que durante el proceso se ha continuado "encubriendo y mintiendo", a pesar de que los cuerpos de seguridad dicen que el caso ha servido para depurar responsabilidades y reorganizar sus servicios.

Según uno de los afectados, el "mito" de que la NSU era un trío es "una excusa cómoda que no puede ser aceptada".

La canciller Angela Merkel expresó la "vergüenza" de su país ante esos crímenes.