Jueves, 19 Julio, 2018


Bachelet firma carta de apoyo a Lula como candidato presidencial en Brasil

La expresidenta Bachelet junto a Lula da Silva en una reunión en noviembre de 2013 en Santiago La expresidenta Bachelet junto a Lula da Silva en una reunión en noviembre de 2013 en Santiago
Orlondo Matamoros | Julio 12, 2018, 03:17

La ex Presidenta de la República, Michelle Bachelet, es una de las personas que firmó una carta donde varios políticos piden que se le permita a Lula da Silva inscribir su candidatura presidencial en Brasil. Es importante percibir que en nuestro país, sectores importantes del poder judicial sucumbieron a extraños y ocultos poderes y tomaron la decisión de abandonar la legalidad para aplicar actos de excepción para impedir y coartar la democracia. Además de Bachelet, entre ellas se encuentra Maya Fernández, presidenta de la Cámara de Diputados y nieta del exmandatario socialista Salvador Allende, derrocado por el dictador Augusto Pinochet en 1973. "Lo demandamos también los demócratas chilenos", sostiene la carta que lleva por título Declaración en defensa de la democracia en Brasil y del presidente Lula.

"Apelamos al Poder Judicial del Brasil para que garantice el pleno respeto a la Constitución, permitiendo la inscripción de Lula como candidato presidencial". En conversación con Radio Cooperativa, el ex presidente del partido Osvaldo Andrade, sostuvo que "la corrupción le está haciendo mal al sistema político en todos los países y me preocupa que tengamos consideración frente a ella cuando se trata de amigos o adversarios".

Al referirse al caso de Lula aseguró que el líder carioca es injustamente acusado, basado en testimonios y no en pruebas, para impedir que el pueblo brasileño recupere "por la vía electoral lo que le arrebataron por un golpe parlamentario", acción que a su juicio demuestra la degradación de la política y la justicia brasileña.

"Todas las encuestas de opinión lo siguen señalando como el más probable vencedor, con una ventaja considerable sobre todos sus eventuales competidores".

El expresidente brasileño permanece encarcelado, cumpliendo una pena de 12 años y un mes de prisión por corrupción.

La expresidenta se manifestó en estos términos un día después del rifirrafe judicial por la libertad de Lula; un juez del Tribunal Regional Federal de la 4ª Región (TRF-4), Rogério Favreto, ordenó su puesta en libertad de forma inmediata, pero fue censurado por un colega y por el presidente de la corte, que zanjó el tema bloqueando la decisión.