Jueves, 19 Julio, 2018


Un maltratador incendia su casa con toda su familia dentro

El asesinato de una familia española en Francia es un crimen machista Los equipos de emergencias trabajando para sofocar el incendio
Orlondo Matamoros | Julio 11, 2018, 16:12

La sevillana localidad de Pilas se ha visto sacudida por la muerte de los cinco integrantes de una familia vecina de este municipio en lo que parece ser un caso de violencia machista.

El padre del niño y supuesto agresor, según un conocido de la familia, había sido denunciado por su mujer por violencia de género, según informa Efe.

Los vecinos escucharon una pelea en el hogar a las 5 de la mañana y uno de ellos llamó a los bomberos hora y media después, alertado por la sangre y el humo que salía de la puerta principal de la casa. Cuando los servicios de emergencias irrumpieron en la vivienda comprobaron que un sofá, en combustión sin producir llamas, era el origen de la humareda que había invadido la escalera del edificio, de cuatro plantas.

El fuego se desencadenó en el primer piso de un edificio de cuatro plantas y, aunque no se propagó al resto, obligó a evacuar a los otros veinticinco habitantes, que fueron albergados provisionalmente en dependencias municipales.

Ante este trágico suceso, el Ayuntamiento ha mostrado su "más profundo pesar" y expresa sus condolencias a familiares y amigos de J.M.R., de 65 años, y su pareja sentimental, de M.M.P., de 36 años, y al hijo de ésta última, de apenas dos años.

Manuela Morales, mujer de 36 años, conoció a su pareja, un francés de origen marroquí, en Francia, cuando acudió al país galo para poner fin a sus estudios de Filología Francesa. El pequeño no presentaba heridas externas.

Los medios habían destacado que la mujer fue hallada amordazada en el baño, pero la Fiscalía subrayó solo que las autopsias permitirán determinar si esos dos fallecimientos son fruto "de golpes, la intoxicación ligada al incendio u otra causa".

"Todo indica que estamos ante un drama familiar", indicaron a la AFP las fuentes.

Marc Cabane, del Ayuntamiento de Pau, ha explicado a la prensa que "probablemente el incendio fue provocado por el autor (del crimen)" que después decidió quitarse la vida.

El incendio fue "controlado rápidamente" por los bomberos. Los fallecidos son un hombre francés, su mujer española, los padres de ella y el hijo de la pareja.

"La République des Pyrénées" detalló que todos los vecinos han sido interrogados por la Policía Judicial.

Fuentes diplomáticas han señalado a Europa Press que el consulado español en Pau está en contacto con las autoridades locales para obtener información del suceso y confirmar la identidad y nacionalidad de las víctimas. Dado que el caso todavía está abierto, los trámites de cara a una previsible repatriación de los cuerpos "tardarán un tiempo", agregaron las fuentes.