Martes, 20 Noviembre, 2018


Petróleo: producción iraní no se afecta pese a tensiones con EE.UU

Una de las últimas protestas en Venezuela contra la crisis una situación que está afectando tanto a nivel social como a la producción de petróleo Con un tweet Trump bajó precios internacionales del petróleo
Frascuelo Febo | Julio 11, 2018, 20:11

El organismo asegura que sus quince miembros podrán garantizar “el suministro suficiente para apoyar la estabilidad del mercado”.

El banco británico Barclays elevó este martes sus perspectivas para los precios del petróleo este año y el próximo por las expectativas de menores suministros desde Libia e Irán.

El barril de petróleo tipo Brent del Mar del Norte para entregas en septiembre se cotizaba en 78.32 dólares al inicio de la sesión en el mercado electrónico Intercontinental Petroleum Exchange (ICE).

Además, de acuerdo con Reuters, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) tiene poca capacidad para cubrir la brecha en la medida que se acelera la demanda.

Los mercados están atentos al informe mensual que publica hoy la OPEP, con sus más recientes estimaciones sobre la evolución del consumo y la oferta mundiales de petróleo a corto y medio plazo.

El documento alude así a la “guerra de aranceles” desatada después de que EEUU impusiera elevados aranceles a la importación de productos de China, Europa y otros países, que han respondido a su vez con medidas similares.

El pronóstico especifica que sus suposiciones parten de un escenario en el que no habrá un aumento significativo de aranceles comerciales y en el que los conflictos se resolverán "pronto".

De aumentar las tensiones comerciales, los analistas de la OPEP advierten una afectación negativa a la inversión, los flujos de capital y el gasto del consumidor si hay una escalada aún mayor de la guerra de aranceles, "con un ulterior efecto negativo" sobre la demanda energética.

La OPEP y un grupo de países que no pertenecen al grupo acordaron en una reunión el 22 y 23 de junio volver a observar un cumplimiento de 100 por ciento con recortes de producción de petróleo que comenzaron en enero de 2017, después de que meses de producción debajo de lo acordado por parte de Venezuela y otros llevaron el cumplimiento con los recortes a más de un 160 por ciento.

Con ello, el reino wahabí, el mayor exportador mundial de crudo junto a otros socios como Emiratos Árabes Unidos o Qatar, compensó con los retrocesos registrados en las extracciones de otros países miembros, como Libia, Angola, Venezuela e Irán.