Miércoles, 18 Julio, 2018


Jóvenes tailandeses rescatados no podrán estar en el Mundial por motivos médicos

Niños rescatados en Tailandia no podrán asistir al Mundial de Rusia 2018 Niños rescatados en Tailandia no viajarán a la final del Mundial de Rusia
Orlondo Matamoros | Julio 11, 2018, 02:53

Días atrás, con la ilusión de que la historia termine con final feliz, el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, había enviado una carta a la Asociación de Fútbol de Tailandia en la que señalaba que si los niños se reunían con sus familias y su salud se los permitía, iban a ser invitados a Moscú a ver la final de al Copa del Mundo, el próximo domingo 15 de julio.

Afortunadamente las labores de rescate culminaron con éxito y los 12 pequeños futbolistas y su técnico fueron rescatados con vida este martes 10 de julio.

Sin embargo, el viaje fue "desaconsejado" por los médicos de los niños, según fuentes de la FIFA citadas por la agencia EFE.

La FIFA explicó que se reunirá con dirigentes de la federación de fútbol de Tailandia en Moscú este domingo. "La prioridad de la FIFA sigue siendo la salud de todos los involucrados en la operación y buscaremos encontrar una nueva oportunidad para invitar a los niños a un evento de la FIFA", señaló un portavoz.

"Nos encantaría dar la bienvenida a los integrantes del Wild Boars Football Club y a quienes los rescataron, para que vengan al Old Trafford en esta próxima temporada", anunció el club mediante su cuenta oficial de Twitter.

El presidente del club, Luis Filipe Vieira, escribió al embajador de Tailandia en Portugal para invitar a los niños al campamento en Seixal, dijo el club este martes en un comunicado.

El equipo de fútbol 'Jabalíes Salvajes', con chicos de entre 11 y 16 años, y su entrenador, de 25 años, quedaron atrapados el 23 de junio mientras exploraban el complejo de cuevas de la provincia norteña de Chiang Rai, cuando la lluvia inundó los túneles de acceso.

Finalmente, esta mañana llegaron buenas noticias desde el país asiático:todos los chicos fueron rescatados a salvo. Madonna vive en la capital portuguesa y su hijo de 12 años comenzó a entrenar en la academia el año pasado.