Miércoles, 14 Noviembre, 2018


Xiaomi hace su debut en la bolsa con cifras decepcionantes

Xiaomi se estrena en bolsa con fuertes caídas arrastrada por la tensión con EEUU Xioami se estrena en bolsa con una caída del 3%
Frascuelo Febo | Julio 10, 2018, 02:52

Al final ha levantado con su salida a bolsa algo más de 37.000 millones de dólares hongkoneses (4.011 millones de euros) mediante la colocación de 2.180 millones de acciones a un precio de 17 dólares de Hong Kong, en la parte baja del rango de precios previsto de entre 17 y 22 dólares hongkoneses.

Como era de esperarse para una empresa de esta magnitud y que en el pasado, equivocadamente, ha sido tratada como "el Apple de China", cosa que evidentemente no es, salió a la bolsa de valores de Hong Kong. Los título de la firma de teléfonos inteligente no han tenido el recibimiento deseado y ha terminado su primera sesión bursátil con una caída del 1,29%, que en datos intradía llegó a caer más de un 5%. Eso sí, por mucho que la compañía se haya dejado en la salida casi la mitad, se ha consolidado como la mayor salida a bolsa que se ha llevado a cabo en el mercado de Hong Kong en los últimos años, además de que se trata de la tecnológica más potente que se ha colocado en ese mercado. En este momento crítico de las relaciones comerciales chino-estadounidenses, los mercados mundiales de capital están en constante cambio. La primera, la cancelación de la salida a Bolsa simultánea en Hong Kong y Shanghái, después de que Xiaomi decidiera aplazar esta última al no poder cumplir con todos los requisitos impuestos por el regulador. "Aunque las condiciones macroeconómicas están lejos de ser ideales, creemos que una gran empresa puede afrontar el reto y distinguirse por sí misma", ha añadido. "Pienso que en el corto plazo el precio de las acciones vendrá marcado por las condiciones del mercado".

La otra razón que resaltan desde Bankinter tiene que ver con la citada mayor tensión comercial entre China y EE UU, que habría provocado que los inversores institucionales hayan mostrado menor interés en la inversión, pues podría derivar no solo en la imposición de mayores aranceles, sino también en restricciones al acceso de las compañías chinas al mercado americano por razones de ciberseguridad. "Lo que tenemos que hacer", añadió, "es concentrarnos en el crecimiento a largo plazo de nuestro negocio".

Por su parte, el vicepresidente de la compañía, Wang Xiang, destacaba que con su salto al parqué "Xiaomi se embarca en la siguiente etapa del viaje", subrayando que, a partir de ahora, la compañía "acelerará su expansión en más mercados de todo el mundo".

Sin tener en cuenta el impacto de elementos no recurrentes, Xiaomi logró un beneficio en el primer trimestre de 1.038,2 millones de yuanes (137 millones de euros), cuando en todo el año precedente logró un resultado de 3.945 millones de yuanes (522 millones de euros).

Algunos medios hablan de una salida a bolsa "deslucida" y otros utilizan calificativos un poco más fuertes para describir una Oferta Pública Inicial -IPO, en la jerga financiera- en la que Xiaomi tan sólo ha conseguido recaudar 4.700 millones de dólares, quedándose así como tercer mayor fabricante de smartphones entre los listados.