Miércoles, 14 Noviembre, 2018


Batalla judicial por la libertad de Lula

Luiz Inacio Lula da Silva previo a su detención el pasado 7 de abril en Sao Paulo Luiz Inacio Lula da Silva previo a su detención el pasado 7 de abril en Sao Paulo
Orlondo Matamoros | Julio 10, 2018, 00:39

Aunque fuera liberado, la candidatura de Lula debería ser invalidada por el Tribunal Electoral de Brasil al estar condenado en segunda instancia, según la ley brasileña, pese a que el expresidente asegura que sigue siendo candidato.

El presidente del Tribunal Regional Federal (TRF-4), Thompson Flores, determinó que el caso vuelve al Juez Gebran Neto y que por lo tanto es válida su decisión de mantener la prisión de Lula.

De esa forma, la decisión de Gebran Neto dejó sin efectos la orden de libertad concedida horas antes a Lula de forma "inmediata" por el magistrado Rogerio Favreto.

En su decisión, el juez argumentó también que la prisión del ex presidente impide ejercer sus derechos como pre-candidato a la presidencia de la República, a pesar de que se encuentra virtualmente inhabilitado después de la condena en segunda instancia.

El juez concedió un habeas corpus a Lula y pidió que la medida sea cumplida en régimen de "urgencia".

El ex mandatario fue sentenciado previamente en julio del año pasado por el juez de primera instancia Sergio Moro, encargado en primera instancia de las investigaciones del caso Petrobras, a 9 años y 6 meses de prisión por los delitos de corrupción pasiva y lavado de dinero.

Lula, que gobernó Brasil entre 2003 y 2010, fue condenado luego de que se diera por probado que recibió un apartamento de lujo en la localidad de Guarujá, en el litoral de Sao Paulo, a cambio de beneficiar a la constructora OAS en la adjudicación de contratos con la petrolera estatal Petrobras.

La condena fue ampliada hasta los 12 años y 1 mes por un tribunal de apelación.

- Esta tarde, un juez brasileño ordenó la liberación del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien permanece preso desde el 7 de abril, acusado por un caso de corrupción.

"El Desembargador Federal plantonista, con todo el respeto, es autoridad absolutamente incompetente para sobreponerse a la decisión del Colegio de la 8ª Clase del Tribunal Regional Federal de la 4ª Región y del Plenario del Supremo Tribunal Federal", sostuvo Moro.