Viernes, 14 Diciembre, 2018


Tailandia: preocupación por el oxígeno en cueva con niños atrapados

Mil personas de cinco países trabajan en el rescate Mil personas de cinco países trabajan en el rescate
Orlondo Matamoros | Julio 09, 2018, 14:08

De este modo, se han ido cumpliendo los pronósticos anunciados en la mañana de este domingo, cuando las autoridades tailandesas anunciaron el inicio de la misión de rescate, augurando que los primeros niños podrían salir de la cueva alrededor de las nueve de la noche, hora local, que equivale a las dos de la tarde en España.

Esa orden se produjo después de que el jefe de las operaciones señalara que las condiciones eran perfectas para que el rescate empezara, mientras crecían los temores sobre la llegada de más lluvias a la zona.

De hecho, hay previsiones de precipitaciones para la próxima semana.

El antiguo miembro de los cuerpos de elite de la Marina, de 38 años, e identificado como Samarn Kunan falleció este jueves al quedarse sin oxígeno cuando volvía buceando de la cavidad donde permanecen los niños. Además, añadió, es el mejor momento "porque la mayor parte del camino se puede caminar". 13 buzos internacionales y cinco tailandeses participan en el plan estratégico para conseguir sacarlos sanos y salvos.

Uno de los supervisores de la misión ha reconocido en días anteriores que la opción de rescatar a los menores buceando es la más arriesgada, pero la reducción del nivel de agua y un clima favorable en las últimas jornadas ha abierto una ventana para la evacuación que se debe aprovechar antes de que vuelva a llover. Se considera que la ruta es especialmente complicada por los giros y curvas en los estrechos pasajes inundados.

"Los equipos utilizan muchas maneras de comunicación a lo largo de los túneles subterráneos".

Los rescatistas planean que los jóvenes descansen en un punto de la cueva que ha servido de base para las operaciones de los buzos.

Tras ese parón, les guiarían hacia la entrada a través de un camino por el que pueden andar, y de ahí al hospital.

Buzos británicos localizaron el lunes a los menores de entre 11 y 16 años y a su entrenador, de 25, que llevaban desaparecidos desde el sábado 23 de junio en la cueva de Tham Laung-Khun Nam Nang Non, en la provincia de Chiang Rai.

Las lluvias que cayeron sobre la zona comenzaron a inundar la cueva y les cortó la salida. En caso de que esto ocurra, el equipo podría quedar atrapado en la cueva por más de cuatro meses hasta que las aguas retrocedan.

Tailandia y otras partes del mundo siguen de cerca el operativo y las previsiones meteorológicas, pues es época de lluvias monzónicas en el país del sudeste asiático, lo que puede dificultar aún más el rescate.