Martes, 17 Julio, 2018


Kate Middleton ‘recicla’ estilo para el bautizo del Louis de Cambridge

La reina Isabel II  AFP La reina Isabel II AFP
Eduardo Anchondo | Julio 09, 2018, 22:37

El anuncio del palacio de Buckingham sobre la ausencia de la reina Isabel y su esposo Felipe al bautizo de su bisnieto 'Louis' no ha sorprendido ya que los monarcas han comunicado sobre su ausencia días antes al príncipe William y a Kate Middleton.

El palacio aseguró que la decisión "no se debe a motivos de salud" y fue acordada hace tiempo con los duques, que estarán acompañados de otros miembros de la familia y amigos en la ceremonia privada que se celebrará en la Capilla Real del Palacio de Saint James.

La misa será oficiada por el arzobispo de Canterbury y primado de la Iglesia Anglicana, Justin Welby, quien rociará al pequeño con agua del río Jordán sobre la pila bautismal 'Lily Font', del siglo XIX. Los duques de Cambridge sí contarán con el príncipe Carlos y su esposa, Camilla, los duques de Sussex, Harry y Meghan, los padres de Kate Middleton, Michael y Carol Middleton.

De acuerdo con información provista por el palacio de Buckingham, la monarca de 92 años regresa este lunes del condado Norfolk para asistir mañana a unos festejos del centenario de la Real Fuerza Aérea del Reino Unido.

Por otro lado, está confirmado que el viernes recibirá en el castillo de Windsor al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, quien hará una visita oficial al país junto a su esposa Melania. Ellos fueron el millonario inmobiliario Nicholas Van Cutsem, el banquero Harry Aubrey Fletcher, Lady Laura Meame, Hannah Gillinghan (una gran amiga desde el colegio de Kate), Guy Pelly (amigo de William y dueño de night clubs) y Lucy Middleton, prima de la duquesa.

En tanto, los padrinos del príncipe salieron de lo tradicional, ya que por lo general no se eligen a familiares y en esta ocasión la duquesa de Cambridge eligió a su hermana como la madrina de su tercer hijo.

El príncipe Luis, que nació el pasado 23 de abril en el Hospital Saint Mary's de Londres, llevará para recibir el sacramento una réplica hecha a mano del mantón bautismal que lució por primera vez la primogénita de la reina Victoria para su bautismo en 1841.

Desde entonces la prenda se ha utilizado para todos los bautizos reales, incluyendo el de Isabel II, todos sus hijos y siete de sus ocho nietos. Después del bautizo los padres realizarán una fiesta íntima en Clarence House.