Jueves, 18 Octubre, 2018


Justicia brasileña ordena liberar al expresidente brasileño Lula da Silva

Partidarios del expresidente Lula da Silva que está preso desde abril pasado se congregaron ayer en Sao Paulo para pedir su liberación Partidarios del expresidente Lula da Silva que está preso desde abril pasado se congregaron ayer en Sao Paulo para pedir su liberación
Orlondo Matamoros | Julio 09, 2018, 15:25

Flores respondió así una acción presentada por el Ministerio Público Federal contra la decisión del juez de guardia Rogerio Favreto, quien este domingo ordenó la libertad del líder del Partido de los Trabajadores (PT).

El Tribunal Regional Federal con sede en Porto Alegre concedió el habeas corpus al expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, y ordenó su liberación. El exmandatario ha negado haber cometido delito alguno, y su condena y encarcelamiento han dividido a los brasileños.

Es poco probable que pueda presentarse, dado que la legislación brasileña prohíbe candidaturas de condenados en segunda instancia, pero su partido y sus abogados aseguran que recurrirán hasta el final.

En su auto, Gebran Neto deja claro que la Policía Federal de Paraná, en cuya sede Lula está preso desde abril pasado, debe "abstenerse de practicar cualquier acto que modifique la decisión colegiada" de la octava sala del TRF-4.

Sin embargo, otras versiones judiciales indicarían que esta decisión sería revocada. Esto quedó evidenciado desde un primer momento cuando el juez que lo cita a declarar, Sergio Moro, lo va a buscar a su casa con más de 500 policías a pesar de que Lula jamás se había resistido ni había faltado a ninguna citación. Y es también inconcebible que la decisión del desembargador Favreto sea desconsiderada en el marco del TRF-4 por medio de gruesas chicanas conducidas por Moro y sus socios. La Policía hace cumplir esa medida judicial de inmediato.

La orden firmada por el juez Rogerio Favreto exige que la medida sea cumplida este domingo para que pueda ejercer sus derechos como candidato presidencial de Brasil. "Todo esto demuestra que hay un decisión política de que Lula siga preso".

"El juez de Garantías es el que tiene que tomar las precauciones para que al acusado se le respeten todos los derechos". Lo que dice el juez de garantías es que Lula tiene que seguir con este proceso en libertad. Ese fallo fue ratificado por una corte de apelaciones en enero.

El juez Sergio Moro, encargado de las investigaciones de la Lava Jato en Brasil, sobre la trama de corrupción de Petrobras, y enemigo número uno de Lula, puso en duda que el juez Favreto tenga potestad para ordenar la puesta en libertad del expresidente, cuando los tres jueces de ese tribunal ya habían decidido lo contrario. A todo esto se suma que tanto Moro como Gebran se encuentran de vacaciones.