Domingo, 16 Diciembre, 2018


Pyongyang: Conversaciones con Pompeo fueron "lamentables"

El mandatario surocoreano tiene un gran protagonismo en las negociaciones de paz El mandatario surocoreano tiene un gran protagonismo en las negociaciones de paz
Orlondo Matamoros | Julio 08, 2018, 06:37

Pero la actitud de Estados Unidos demandando su desnuclearización "unilateral y forzada" fue "lamentable", agregó la nota.

Según la primera fuente, el resultado de las conversaciones ha sido, "muy preocupante" porque ha conducido a una "fase peligrosa que podría sacudir nuestra, hasta ahora firme, voluntad de desnuclearizar la península".

Un portavoz del Ministerio norcoreano de Exteriores afirmó que Washington expresó unas demandas "en contra del espíritu" de la histórica cumbre de junio en Singapur entre Trump y el líder norcoreano, Kim Jong-un, algo que no ha servido para fortalecer la confianza entre ambas partes.

El ministerio norcoreano aludió a las expectativas generadas en la comunidad internacional tras la cumbre de Singapur y, pese a las críticas por tratar de hacerle "imposiciones obsoletas", aseguró: "Todavía tenemos fe en el presidente Trump".

En el informe más bien optimista que dio Pompeo el sábado a la prensa antes de llegar a Tokio desde la capital norcoreana, reveló pocos detalles nuevos sobre cómo Corea del Norte podría cumplir con sus compromisos para una "desnuclearización" a cambio de garantías de seguridad de Estados Unidos.

"Son cuestiones complicads, pero hicimos avances en casi todas las cuestiones centrales".

Luego, el enviado de Estados Unidos partió a Tokio, donde debía informar a sus contrapartes de Japón y Corea del Sur sobre los resultados de estas conversaciones.

De acuerdo con reportes de medios internacionales, que citan al periódico sudcoreano Chosun Ilbo, el secretario de Estado de EU, Mike Pompeo, lleva en su viaje a Corea del Norte una carta escrita por Trump, acompañada de un CD con la canción "Rocket Man" (hombre cohete), de Elton John. De insultarlo a través de redes sociales, ahora el polémico presidente de los Estados Unidos pasó a solo dedicarle alabanzas y admiración al dictador de Corea del Norte, líder de un regimen autoritario conocido por sus múltiples violaciones a los Derechos Humanos.

"El trabajo que hemos llevado a cabo sobre una desnuclearización completa, estableciendo una relación entre nuestros dos países, es vital para una Corea del Norte más radiante y el éxito que nos exigen nuestros dos presidentes", dijo el secretario de Estado, luego de su tercera visita a Norcorea.

También aseguró que habrá negociaciones de delegaciones técnicas para abordar la destrucción de una instalación de prueba de misiles. En la antesala del viaje, habían aflorado informaciones sobre el temor de los servicios de inteligencia estadounidenses de que Pyongyang trate de engañar a Washington, como ya hizo en negociaciones pasadas, y oculte parte de su arsenal nuclear, con el que el año pasado amenazaba con atacar a la primera potencia mundial.

El secretario de Estado explicó que se ha acordado celebrar un encuentro alrededor del 12 de julio en la frontera entre las dos Coreas de un equipo del Pentágono y otro de militares norcoreanos para hablar de la repatriación de los restos de soldados estadounidenses muertos en la guerra de Corea (1950-53).

La evaluación norcoreana fue mucho más negativa.