Domingo, 23 Setiembre, 2018


Fotografiaron por primera vez el nacimiento de un planeta

Que sea sanito EFE ESO-A. Müller
Eloisa Felix | Julio 05, 2018, 02:58

El sistema PDS 70 se encuentra a unos 370 años luz de la Tierra y gracias a los nuevos observatorios hemos podido atestiguar el nacimiento de un planeta como jamás lo habíamos visto antes. Se encuentra aproximadamente a tres mil millones de kilómetros de la estrella central, el equivalente a la distancia entre Urano y el Sol.

Se trata de PDS 70b, un astro ubicado en la constelación del Centauro y que acaba de ser capturado por el Instituto Max Planck en Heidelberg (Alemania).

Utilizando el buscador de planetas SPHERE, instalado en el VLT (Very Large Telescope) de ESO, el equipo internacional ha realizado la primera detección firme de un planeta bebé, al que han llamado PDS 70b, abriéndose camino a través del material que rodea a la joven estrella que ha sido su matriz.

PDS 70b puede apreciarse en la siguiente imagen al costado derecho del punto negro que hay en el centro de la nube de polvo y gas. La región oscurecida central se ve así debido a un coronógrafo, que es una máscara que bloquea la luz cegadora de la estrella central y permite a los investigadores detectar su disco y su compañero planetario, ya que de lo contrario no se verían al tener una luz más tenue. Sin esta máscara, la débil luz del planeta sería totalmente superada por el intenso brillo de PDS 70.

Para Miriam Keppler, la líder del equipo tras el descubrimiento, pese a que los discos de las estrellas jóvenes eran los lugares en los que nacen los planetas, "hasta ahora solo un puñado de observaciones han detectado indicios de planetas bebé en ellos".

Según apuntan los investigadores, el descubrimiento del nuevo planeta es un resultado científico emocionante que ya ha dado lugar a otras investigaciones.

En los últimos meses, un segundo equipo, que implica a muchos de los astrónomos del equipo del descubrimiento, incluyendo a Keppler, ha seguido estudiando las observaciones iniciales para investigar al nuevo compañero planetario de PDS 70 con más detalle.

No solo han obtenido la espectacular imagen del planeta que se muestra aquí, sino que fueron incluso capaces de obtener un espectro del planeta. El análisis de este espectro indicó que su atmósfera está turbia.

"Los resultados nos acercan a las primeras etapas, complejas y todavía poco conocidas, de la evolución planetaria", comenta André Müller, líder del segundo equipo de investigación. Sabemos que cuando las estrellas se forman, están orbitadas por un disco de polvo, rocas y gas alrededor del ecuador.

"Necesitábamos observar un planeta en un disco de la joven estrella para comprender los procesos detrás del planeta".
Al determinar las propiedades atmosféricas y físicas del nuevo cuerpo celeste, los astrónomos podrán probar modelos teóricos de formación de planetas.