Sábado, 15 Diciembre, 2018


Tesla y BMW, en la guerra comercial de Trump

Sin ataduras 
      México no debe dejarse chantajear    
  
   
  
   Agustín Gutiérrez Canet Sin ataduras México no debe dejarse chantajear Agustín Gutiérrez Canet
Orlondo Matamoros | Julio 04, 2018, 15:41

Apenas en mayo, la administración Trump inició una investigación bajo la Sección 232 de la Ley de Expansión del Comercio de 1962, para determinar si existen razones de seguridad nacional para imponer un arancel a la importación de autos. Sus declaraciones se producen en medio de una hostilidad comercial cada vez mayor entre EE.UU. y la UE, después de que Washington impusiera el pasado 31 de mayo aranceles al acero y al aluminio de los países que conforman el bloque europeo.

La Comisión Europea (CE) advirtió ayer a Estados Unidos que si impone aranceles del 25% a los coches y piezas de vehículos, las represalias de sus socios comerciales podrían afectar a productos estadounidenses por valor de 252,000 millones de euros, un 19% de las exportaciones del país en 2017.

Proteccionismo disfrazado de seguridad nacional y una apuesta más por cargar contra Alemania, primer exportador europeo de automóviles (600.000 autos al año) y con un superávit comercial con EE.UU. superior a los 50.000 millones de euros anuales. Trump criticó hace semanas abiertamente a la alemana Angela Merkel por su política migratoria.

Europa advierte a EE.UU. sobre graves represalias si impone aranceles a autos.

El aumento de la tensión comercial entre ambos países y la reticencia de las empresas estadounidenses a más aranceles, incluso para autos importados, han presionado a la Casa Blanca que ha defendido su postura proteccionista de "Estados Unidos Primero" desde que Trump asumió en enero de 2017.

La decisión de Bruselas de hacer pública una carta que en principio iba dirigida únicamente al Departamento de Comercio de EE.UU.es una muestra de que la decisión de los europeos está tomada y que los servicios de Comercio del brazo ejecutivo de la UE tienen el visto bueno de los gobiernos del bloque para responder sin miramientos a nuevos aranceles estadounidenses.

'La investigación actual no tiene legitimidad ni se basa en hechos, y viola las leyes comerciales internacionales igual que la investigación similar que llevó a la imposición de aranceles al acero y al aluminio previamente este año', incidió ayer en una rueda de prensa el portavoz jefe de la Comisión, Margaritis Schinas.

En cambio, Bruselas ha enfatizado que las firmas automovilísticas europeas "contribuyen significativamente al bienestar y empleo de EEUU".

Trump no parece tener en cuenta a sus aliados. El presidente estadounidense dijo el pasado domingo a 'Fox News' que "la Unión Europea hace probablemente tanto daño como China, excepto que es más pequeña".