Martes, 18 Setiembre, 2018


Celebra CDMX edición número 40 de la marcha del Orgullo Gay

El dispositivo tiene el objetivo de garantizar la movilidad y seguridad de los asistentes El dispositivo tiene el objetivo de garantizar la movilidad y seguridad de los asistentes
Orlondo Matamoros | Junio 25, 2018, 02:11

Y es que muchas personas no asistirán a la marcha debido a que consideran que "aún no hay nada que celebrar".

A ocho días de que se celebre la elección más grande en la historia de México, el 1 de julio, a la que están llamados 89 millones de mexicanos para elegir presidente, entre otros 3.400 cargos, la parada lanzó el llamado: "40 años viviendo en libertad".

El izquierdista Andrés Manuel López Obrador, quien lidera al Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y encabeza las preferencias electorales por amplio margen, compite con Ricardo Anaya, del conservador Partido Acción Nacional (PAN); José Antonio Meade, del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI), y el independiente Jaime Rodríguez.

Una masiva concurrencia tuvo la XVIII Marcha por el Orgullo Gay, que tuvo lugar este sábado 23, convocada por organizaciones ligadas al tema LGBTI.

Señalaron que de acuerdo con el Informe "Violencia, impunidad y prejuicios".

Este año se buscan tres objetivos: reconocer los derechos de los ciudadanos sin importar orientación sexual, identidad de género, expresión de género, apariencia física, raza, religión, edad, condición física o económica; demandar a quien asuma el gobierno de la Ciudad de México a que continúe la progresividad de los derechos de la comunidad, y hacer un homenaje a todos aquellos que participaron en las labores de rescate durante el sismo del 19 de septiembre ocurrido el año pasado en el centro del país. Esta coincidencia de celebraciones en uno de los monumentos más importantes en México no detuvo que la marcha del orgullo gay se celebrara en su edición número 40.

La seguridad de la Ciudad de México dividió la avenida y la glorieta del Ángel: hacia el norte lo dejó para la marcha y hacia el sur para los aficionados futboleros, que para la una de la tarde ya se hicieron sentir con gritos, porras, espuma, trompetas, sombreros y banderas.