Martes, 13 Noviembre, 2018


Donald Trump se mantiene firme en contra de los inmigrantes

Donald Trump este martes en Washington Donald Trump este martes en Washington. Chris Kleponis EFE
Orlondo Matamoros | Junio 24, 2018, 06:37

El presidente estadunidense Donald Trump responsabilizó a la prensa de "dramatizar" la separación de familias de inmigrantes indocumentados, y de ignorar a las familias estadunidenses que sufren crímenes cometidos por migrantes extranjeros. Ellos tienen, sin embargo, leyes migratorias muy fuertes.

Mientras esto sucedía, se supo que la niña hondureña que llora dramáticamente con una chaqueta rosada y fue protagonista de una portada de la revista Time no fue separada de su madre en la frontera con Estados Unidos, dijo un hombre que dice ser el padre de la menor.

La demanda alegará que las leyes aplicadas por el gobierno de Trump violan derechos fundamentales que van contra lo establecido en la Constitución.

"¡Hablaré a México!", tuiteó Trump.

El fundador y director de la organización Ángeles de la Frontera, Enrique Morones, consideró que la firma de este decreto es parte del "espectáculo" que acompaña a Trump, quien "primero provoca un incendio y luego tira la manguera" para atribuirse la solución del problema. La decisión se dio después de que varios líderes dentro y fuera de Estados Unidos rechazaron la medida, que fue calificada de cruel e inhumana.

Entre el 5 de mayo, cuando comenzó a implementarse esta política, y el 9 de junio, 2.342 niños y jóvenes inmigrantes fueron separados de sus padres en la frontera sur del país, de acuerdo con cifras oficiales. "Obama y otros tenían las mismas imágenes, ¡y no hicieron nada al respecto!", escribió el presidente en su cuenta de Twitter.

Al menos 2.342 niños han sido separados de sus padres desde abril pasado, cuando el gobierno estadounidense inició una política de "tolerancia cero" que llevó a presentar cargos criminales contra cualquier adulto que cruza irregularmente la frontera con México, quien era entonces separado de los menores con los que viajara.

La primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, realizó este jueves una sorpresiva visita a la localidad de McAllen, en Texas, donde recorrió un albergue de niños inmigrantes administrado por la Iglesia luterana.

"Odio que los niños sean quitados (de sus padres)".

El Mandatario también comparó las leyes migratorias estadounidenses con las mexicanas, y culpó a los demócratas por negarse a colaborar con los republicanos para negociar una nueva ley de migración.