Miércoles, 14 Noviembre, 2018


"Todavía faltan dos o tres meses difíciles" — Nicolás Dujovne

El FMI aprueba el plan de asistencia financiera a Argentina por 50.000 millones de dólares El FMI aprueba un préstamo de 50.000 millones de dólares para Argentina
Frascuelo Febo | Junio 22, 2018, 15:35

Argentina, país que ejerce actualmente la presidencia pro tempore del G20, tuvo que recurrir al FMI a inicios de mayo para enfrentar una aguda crisis cambiaria, que depreció al peso en casi 35% con relación al dólar este año, y una fuerte caída de las reservas internacionales. El resto del dinero llegará a las arcas argentinas en diferentes tramos, siempre y cuando las revisiones del FMI hacia las políticas económicas locales cumplan las expectativas de la entidad financiera.

A través de un comunicado, el Fondo confirmó que tras mantener una reunión ayer en las oficinas centrales del organismo multilateral en Washington, el Directorio Ejecutivo aprobó el acuerdo que permite "a las autoridades realizar una compra inmediata de US$ 15.000 millones".

Dujovne vaticinó que las empresas argentinas aumentarán sus inversiones en la economía real a partir de la mayor posibilidad de financiarse en el mercado de capitales por la reclasificación del país como "emergente".

La institución dirigida por Christine Lagarde ha subrayado que el plan "incluye medidas para proteger a los segmentos más vulnerables de la sociedad manteniendo el gasto social y, en caso de que las condiciones sociales desmejoraran, abriendo margen para incrementar el gasto en la red de protección social argentina". El gobierno reconoció que la austeridad afectará la obra pública y el PIB.

Otro de los aspectos críticos del acuerdo es la trayectoria inflacionaria, ya que Argentina y Venezuela son los dos únicos países de América Latina con inflación superior a un dígito.

Así, Macri desplazó de su silla al presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger.

Con el dólar arriba de los $28 y tras el primer desembolso del FMI, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, dijo que en el Gobierno están "convencidos de que vamos por el camino correcto", pero anticipó que todavía "vamos a pasar dos o tres meses difíciles" por los movimientos del tipo de cambio.

En una desesperada tentativa por evitar la salida de dólares, el Banco Central elevó a 47% desde 40% a su principal tasa de interés, la más elevada del mundo.