Domingo, 22 Setiembre, 2019


Zasca de Melania Trump contra la separación de familias sin papeles

Trump acelera “guerra comercial” con China y anuncia impuestos del 25% a sus importaciones Trump asegura que esta medida contrarresta robo de propiedad intelectual y tecnológica de China
Orlondo Matamoros | Junio 19, 2018, 15:43

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró este lunes que el país no se convertirá en un "campo de inmigrantes", en una dramática confirmación de su controvertida política de 'tolerancia cero' con la migración clandestina. "Estados Unidos no será un campo de inmigrantes, y no será un complejo para mantener refugiados". Tras esta decisión, los futuros sobre el S&P500 bajan esta mañana alrededor del 1% y meten en problemas a todo el mercado.

El viernes, Trump dijo que buscaría un arancel de un 25 por ciento sobre importaciones chinas por un valor de 50 mil millones de dólares, lo que llevó a Pekín a responder con un plan para imponer tarifas a cientos de productos estadunidenses.

Las señales de un apoyo del Partido Republicano se vienen después de que el aliado de Trump, el reverendo Franklin Graham, calificó la política de "vergonzosa".

"Si EEUU pierde los restos de cordura y publica una nueva lista (de productos sujetos a aranceles), China se verá obligada a tomar unas medidas integrales tato cuantitativas como cualitativas para dar una respuesta firme", dice el comunicado de la entidad china.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ordenó ayer la preparación de nuevos aranceles del 10 % a productos importados de China por valor de 200.000 millones de dólares y provocó una fuerte reacción en el país oriental, cuyo presidente se reunirá hoy con Kim Jong-un.

"En lugar de alterar esas prácticas, ahora está amenazando a las empresas, trabajadores y agricultores de EE.UU. que no han hecho nada malo", agregó el mandatario estadounidense.

El gobierno chino replicó anunciando represalias equivalentes contra productos estadounidenses. "Pero ni China ni otros países se aprovecharán más de Estados Unidos en comercio", dijo.

Los aranceles, que Trump pretende sean del 10%, constituirán la más reciente tanda de medidas punitivas dentro de la intensificación de la disputa a causa del enorme desequilibro comercial entre ambas naciones.

"Si China -advirtió Trump- aumenta sus aranceles una vez más, responderemos a esa medida aplicando aranceles adicionales sobre otros 200.000 millones en bienes".

El pleito con China es solo uno de los frentes comerciales abiertos por el proteccionismo de Trump. A fines de junio hay una cumbre europea en la que se abordará el tema.

Trump considera que el déficit comercial de Washington respecto a Pekín, que cifra en 376.000 millones de dólares anuales, es inaceptable y tiene que equilibrarse.

Dos décadas atrás, la economía china tenía casi como único combustible a las exportaciones.

"China aparentemente no tiene intención de cambiar sus prácticas desleales relacionadas con la adquisición de propiedad intelectual y tecnología estadounidenses", dijo.