Viernes, 19 Octubre, 2018


Trump: Corea del Norte no es una amenaza nuclear

China le da su visto bueno a cumbre de Donald Trump y Kim Jong-Un Cumbre histórica: mucho ruido y pocas nueces
Orlondo Matamoros | Junio 14, 2018, 08:43

Entre las primeras reacciones en Estados Unidos, expertos coincidieron que la decisión del mandatario estadounidense de cancelar lo que llamó "juegos de guerra", en alusión a los ejercicios militares conjuntos de Washington con Corea del Sur, fue una concesión mayor de Trump.

Por su parte, el líder norcoreano destacó que ambos mandatarios han decidido "olvidarse del pasado", tras las conversaciones de este martes en Singapur, subrayando que "el mundo verá un cambio importante".

La reunión con Kim fue una experiencia interesante y muy positiva. Además, instó a los ciudadanos a dormir tranquilos gracias a esa cumbre: "Antes de que llegara a la presidencia las personas asumían que iríamos a la guerra con Corea del Norte". Además, la del "desmantelamiento completo, verificable e irreversible de todas las armas y programas nucleares norcoreanos" es una exigencia anacrónica; Dalton y Levite proponen una "restricción cuantitativa y cualitativa, significativa y comprobable del desarrollo de armamento nuclear en Corea del Norte".

La representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Federica Mogherini, aseguró que la cumbre entre EU y Corea del Norte, que se ha comprometido a desnuclearizarse, ha sido un paso "crucial y necesario" hacia la distensión en la península de Corea. Pero ha habido ligeras diferencias en los comentarios recientes entre altos funcionarios estadounidenses sobre si eso significa que Corea del Norte debe primero completar la desnuclearización y verificarla, o si algunos pasos de buena voluntad serían suficientes.

Dennis Rodman, ex jugador de la NBA, se ha emocionado hasta las lágrimas en una entrevista para la cadena CNN, en la que ha expresado lo feliz que se siente por la cumbre entre el presidente norteamericano, Donald Trump, y el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un.

En una reunión cuidadosamente coreografiada realizada en una isla de Singapur, Trump y Kim firmaron el martes una declaración conjunta en la que aceptan colaborar para el desarme nuclear de la península coreana, aunque el cómo y el cuándo siguen siendo poco claros. Trump dijo de Kim que es "un hombre muy talentoso" que "quiere mucho a su país".

Esas negociaciones comenzarán a partir de la próxima semana y estarán dirigidas por el secretario de Estado estadounidense Mike Pompeo, figura clave en el diálogo entre Estados Unidos y Corea del Norte.

"Kim Jong Un logró lo que quería en la cumbre de Singapur: el prestigio internacional", indicó el analista Paul Haenle, director del centro Carnegie-Tsinghua.

A pesar de que se planteó como una posibilidad antes de la cumbre, el presidente descartó que por el momento se vayan a retirar o reducir "las capacidades militares" de Estados Unidos en Corea del Sur, donde Washington mantiene desplegados a unos 28.500 efectivos.