Miércoles, 24 Octubre, 2018


Rafael Nadal ganó por undécima vez el torneo parisino — Roland Garros

Del Potro es semifinalista de Roland Garros y volvió a ser número 4 del mundo Por las lluvias, se pospuso Roland Garros: Del Potro y Schwartzman jugarán este jueves
Alejandro Castrejon | Junio 14, 2018, 06:11

La primera volvió a un "Grand Slam" después de su baja por maternidad de casi un año y la segunda regresó a Roland Garros tres ediciones más tarde y una vez cumplidos 15 meses de sanción por dopaje. La tremenda temporada de ambos en esa superficie habla por sí sola. Luego el español reaccionó para volver a ponerse al frente por 6-2. El hombre de 32 años que muerde el trofeo de Los Mosqueteros, mantiene el festejo que posee la creatividad de un niño, desde hace una década.

"Siempre digo lo mismo: el tenis es muy importante pero no es mi vida solo, mi vida va más allá del tenis y soy feliz afuera del tenis sin problema", señaló el ibérico.

Rafael Nadal es recibido por la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, ayer en el ayuntamiento de París tras ganar su Roland Garros número 11. Si logra el título de Roland Garros, ascenderá al número 3, superando también a Alexander Zverev.

Los número del mallorquín en el torneo de tierra batida por excelencia asustan, pues cuenta con 85 encuentros vencidos y solo dos perdidos, uno ante el sueco Robin Söderling en los octavos de 2009 y otro ante Novak Dkojovic en los cuartos 2015. Además, ha ganado todas las finales que ha disputado en París: 2005, 2006, 2007, 2008, 2010, 2011, 2012, 2013, 2014, 2017 y 2018. Tras obtener su 11° título, el español Rafael Nadal N°1 del mundo, igualó a Margaret Court, la australiana que alzó once Abiertos de Australia entre 1960 y 1973.

Si Nadal representa la jerarquía, Thiem encarna la revolución. La familiaridad de Nadal con Roland Garros es tal que los rivales consideran que el español juega "en casa", aunque no sea francés.

"Sé como jugar contra él".

Situado a solo tres Grand Slam del helvético, quien ha ganado 20.

Como si nada hubiera ocurrido, el español de 32 años saltó nuevamente a la cancha y siguió su juego con un ritmo impresionante para recuperarse de la desventaja y adjudicarse esa manga, el partido y la corona del torneo Abierto de Francia 2018, en el que solamente perdió un set ante el argentino Diego Schwartzman.