Lunes, 17 Junio, 2019


Tiene sólo 9 años y es adicta a los videojuegos

Fortnite Fortnite | Epic Games
Eduardo Anchondo | Junio 11, 2018, 22:21

El momento crítico llegó una noche cuando los padres descubrieron a su hija jugando en un sillón empapado de orina. Esto llevaba a que la chica después se dormía en el colegio porque se quedaba largas horas jugando online. El drama empezó en enero cuando los papás le regalaron la consola Xbox, pero hasta marzo la menor no manifestó ningún problema.

"Cuando hablamos con ella y le preguntamos si tenía algún problema, se puso muy contestona y agresiva, algo que nosotros relacionamos con las hormonas", declara su madre a medios ingleses. Mientras tanto, llegó a gastarse hasta 50 dólares por mes, en pequeñas cantidades, en el juego.

Fue entonces cuando le sacaron la consola y le limitaron las horas de juego, a una hora de lunes a viernes y dos durante los fines de semana. Esta fue la primera señal que alertó a sus padres, pero no la única. La niña de nueve años era una gran aficionada al deporte y desde hacía unos días había dejado de ir a sus clases de gimnasia y de ballet porque decía que estaba demasiado cansada.

El Fortnite es un juego gratuito, pero ofrece micropagos para poder mejorar la versión.

Después de saber eso, los padres contactaron con el consejero en adicciones Steve Pope, quien aceptó ver a la niña para hacer sesiones de psicoterapia. Más de 40 millones de personas se han descargado este juego desde que se lanzó el pasado mes de julio.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), que a partir de este mes tratará la adicción a videojuegos como un trastorno, describe esta condición como un patrón de comportamiento según el cual el juego "prevalece frente a otros intereses vitales, con un deterioro significativo en el ámbito familiar, social, educacional y personal".